Las Huellas en el Paseo de la Fama

Algo que siempre ha encantado a los fanáticos es ver a sus ídolos estampar las huellas en cemento, documentando a perpetuidad el talento de alguna estrella.

A comienzos del siglo pasado, de manera accidental, comenzó una de las tradiciones más celebradas de Hollywood: que las estrellas de estampen sus huellas en la famosa Hollywood Boulevard, en las afueras del Teatro Chino.

Uno de los grandes atractivos que tiene la industria del espectáculo, especialmente en la ciudad de Los Ángeles, son las numerosas características y tradiciones glamorosas que giran en torno al cine. Ya sea el enorme cartel de Hollywood que observa la ciudad desde los cerros, o el paseo de la fama con las numerosas estrellas, que sirven como recordatorio del legado de esta ciudad cinematográfica.

Y entre las muchas costumbres hollywoodenses, hay una que siempre ha encantado a los fanáticos del séptimo arte, la de estampar las huellas en cemento, documentando a perpetuidad el talento de alguna estrella.

EL COMIENZO DE TODO

A pesar de que en la actualidad este ritual es parte de la cultura cinematográfica estadounidense, como muchas de las tradiciones más duraderas, no empezó de manera planeada. De hecho, la primera en dejar sus huellas fue la Norma Talmadge, quien, tras tropezarse, cayó sobre el cemento fresco que había frente al recién construido Grauman’s Chinese Theatre, en 1927.

Ante esto, Sid Grauman, uno de los propietarios del teatro vio una excelente oportunidad publicitaria, convirtiendo este acto en un verdadero símbolo de la ciudad. De esta manera, poco tiempo más tarde, en abril de ese mismo año, consiguió que la actriz Mary Pickford y el actor Douglas Fairbanks dejaran sus propias estampas. Algunas semanas después, regresó Talmadge quien, en compañía de la prensa, esta vez dejaría sus huellas de manera deliberada.

¿QUIÉNES HAN DEJADO SUS HUELLAS?

En los casi cien años desde aquel feliz accidente, son numerosos los actores y celebridades que han dejado sus huellas, como fue el caso de Charles Chaplin (1928), (1939), Elizabeth Taylor y Rock Hudson (1956), Cantinflas (1960), (1984), Robin Williams (1998) y Sandra Bullock (2013)

Pero no han sido solamente actores los que han tenido la oportunidad de dejar su marca, ya que también lo hicieron los personajes de , C-3PO, R2-D2, y Darth Vader (1977); Donald Duck y Clarence “Ducky” Nash (1984) y Leo el Leon (2014), mascota de MGM, para conmemorar el aniversario de los 90 años del estudio. Obviamente Chile no podía quedar fuera y es Mario Kreutzberger (Don Francisco) quien tiene sus huellas a la vista de los visitantes.

Mientras que Hollywood es sin duda más reconocido por su industria del cine, entregándonos un sinnúmero de grandes películas cada año, lo que realmente separa y hace especial esta ciudad, son las maneras de honrar a todos aquellos que hacen posible el funcionamiento de la industria, siendo la impresión de las palmas solo una más de sus increíbles tradiciones.

Suplemento semanal de Televitos, realizado por quienes tienen el Placer Culpable de amar los trabajos audiovisuales. Eso hace una gran diferencia.