Entrevista a Clasab! por El Tipo Que Se Quebró Las Uñas

La película que acaba de estrenarse en la plataforma Red de Salas es una ácida y singular mirada a las relaciones de pareja en un Santiago en blanco y negro.

El realizador Claudio Astudillo (43), que para efectos cinematográficos firma crípticamente como Clasab!, cita ejemplos para detallar por dónde van sus aficiones y simpatías. No cree en historias de ganadores, pues no tienen mucho que ver con la inmediata realidad y tampoco recuerda haberse obnubilado con las gestas de Luke Skywalker o Han Solo en .  Por el contrario, su campo de interés estaba entre los personajes secundarios de la saga, en aquellos músicos y malhechores que poblaban la cantina o “entre todos esos bichos de la guarida de Jabba the Hutt”.

Coherente con sus instintos morales y vitales, Claudio Astudillo dio su primer paso en el con una película donde el protagonista es un absoluto y rematado perdedor. Es más: es alguien que pocos quisieran en el living de su casa, pero que habita muchos más de los que estamos dispuestos a reconocer.

eltipo 1

En El Tipo Que Se Quebró Las Uñas (Por Querer Agarrar Un Corazón Dibujado en el Pavimento), todo discurre más o menos en picada libre gracias a la falta de voluntad de alguien a quien simplemente se identifica como el Marido (Marcos Araya). Junto a él, los otros personajes centrales son la Amante (Mariela Morales) y la Mujer (Analí Muñoz).

En esta historia con ribetes de negra, el protagonista tiene una oportunidad para redimirse al menos como galán gracias a una aventura extramarital. Pero también esta la posibilidad de intentar la reconstrucción de su matrimonio, bastante a mal traer después de la muerte de una pequeña hija. El problema es que Clasab! (acrónimo del nombre completo de Claudio Astudillo) tampoco parece comulgar con estas reglas de oro del cine de Hollywood: nada de salvaciones ni heroísmos de cuarto enjuague.

Por el contrario, la película es la crónica de un alma en pena. No es gratuito entonces cuando en una escena dónde se citan poesías famosas, la Amante invoca palabras del escritor uruguayo Florencio Sánchez (1875-1910): “Un hombre sin carácter es un muerto caminado”.

eltipo 3

Pero El Hombre Que Se Quebró las Uñas es además una película absolutamente chilena y mas bien santiaguina, deudora de los habitantes tragicómicos de una urbe que un año después entraría al estallido. Hay que recordar, al respecto, que el debut de Astudillo se estrenó en el 2018 en el Festival de Cine Sanfic y luego se ha presentado en algunos extranjeros de y Estados Unidos. Clasab!, que es abogado y financió el filme con recursos propios, cuenta sus detalles.

 ¿CÓMO SE ORIGINÓ LA PELÍCULA?
Este trabajo es parte de una trilogía sobre los malos amores. La primera parte, que es El Hombre Que Se Quebró Las Uñas, es sobre el amor de pareja. Luego vendrá otra sobre el amor fraterno y concluiremos con el amor filial. Mi idea era plantear una mirada sin prejuicios y distanciada sobre una relación de pareja fracturada.

¿SIEMPRE INTENTASTE INTRODUCIR ELEMENTOS DE HUMOR EN LA HISTORIA?
Tengo una especial fascinación con el humor negro y por eso el tono de la película es ése. Además creo que la mejor manera de motivar una reflexión del espectador es a través de la , pero sin juzgar a los personajes, dejándolos que se muevan de una manera neutra, mostrando los hechos, permitiendo que las situaciones ridículas o humorísticas hablen por si solas. La infidelidad y los quiebres en las parejas son una realidad gigantesca y las cifras no mienten. No tenía sentido introducir juicios en la película acerca de eso.

eltipo 2

NO DEJA DE SER RIESGOSO TENER A UN PROTAGONISTA BASTANTE INOPERANTE, ¿POR QUÉ LO DELINEASTE CON ESTAS CARACTERÍSTICAS?
Es muy simple. Creo que corresponde a un tipo de hombre medio del que muchas mujeres querrían huir, pero que suele ser su pareja o esposo. No es que hable de chilenos específicos, sino que de patrones clásicos y universales. Nos pasó que tras exhibir la película en el extranjero, se acercaban algunas mujeres a decirnos que habían estado casadas durante 20 años con alguien similar, por ejemplo. Pero también hubo casos al revés: varios muchachos nos decían que se sentían identificados con el protagonista. Y eso vendría siendo una especie de despropósito, pues el protagonista es un antihéroe, casi un villano.

¿TAL VEZ TIENES DEBILIDIDAD POR LOS VILLANOS?
Es curioso, siempre me he sentido en la otra vereda. Está el ejemplo que citaba de Jabba The Hutt, pero también me acuerdo que de pequeño me disgustaba cuando en la vieja película King Kong vs Godzilla (1962), Godzilla era derrotado por Kong. No creo en el esquema tradicional con personajes principales absolutamente positivos y, en ese sentido, prefiero estar del lado del antagonista. Tampoco estoy de acuerdo con la tan extendida y defendida creencia de sentir empatía por los personajes. Para la mayoría eso es sagrado, pero no para mí. Lo digo con toda humildad y al mismo tiempo con convicción. Hay cineastas de los años 90 como Todd Solondz (Happiness, 1998) o Neil LaBute (In the Company of Men, 1997) cuyos “héroes” eran totalmente reprobables. Y, sin ir más lejos, la reciente The Audition (2018) de la alemana Ina Weisse nos muestra a un personaje principal bastante cuestionable. Yo no creo que el espectador sea ingenuo. Por el contrario, el público tiene el suficiente juicio crítico como para reflexionar sobre lo que se ve en pantalla y hacerse una idea por sus propios medios.

¿POR QUÉ FIRMAS CON UN SEUDONIMO Y POR QUÉ EL TITULO DE LA ES TAN LARGO?
Creo que un título tan largo como El Tipo Que se Quebró Las Uñas (Por Querer Agarrar un Corazón Dibujado en el Pavimento) resume en una sola frase la tragicomedia de este personaje, pero también cumple una función comercial. Es un gancho y rompe el molde. Tal vez nadie recuerde el título completo del largometraje, pero sí sabrá que existe un filme con un nombre increíblemente raro y extenso. Y lo de  Clasab! es muy simple y tiene que ver un poco con lo mismo: existen muchos Claudios Astudillos en el mundo y es probable que eso no le diga nada nadie. Las siglas con el signo de exclamación al menos creo que despiertan curiosidad.