Entrevista a Lucho Velasco por «Enfermeras»

Lucho Velasco, llega a Chile protagonizando la nueva serie dramática ¨Enfermeras¨, que se transmite en exclusiva a través de Telemundo Internacional.

Telemundo Internacional trae a más de 22 países en Latinoamérica el estreno de ¨Enfermeras¨ la serie dramática que recrea el universo de los hospitales públicos latinoamericanos, a través de la mirada femenina de las enfermeras.

Con 128 episodios de una hora, cada uno con un caso médico específico imperdible y atrapante. ¨Enfermeras¨, que se posicionó como la serie más vista en los hogares colombianos, ahora buscará seguir con su éxito y conquistar las noches de la televisión Latinoamericana.

Por eso, tuvimos la oportunidad de conversar con el actor Lucho Velasco, protagonista de esta y conocido por sus roles en series como «La Reina del Flow» y «El Chapo».

NOS PUEDES CONTAR MÁS SOBRE TU PERSONAJE, ¿CUÁL ES SU Y ROL EN LA TRAMA?

Manuel Alberto Castro es el científico del hospital, es un hombre que tiene un pasado oscuro y viene de la parte rural y tiene un accidente allá y se camufla en este gran hospital. Es un gran profesional, es un tipo sensible al dolor de la enfermedad, sobre todo de los y las mujeres, es un gran amante de todas sus enfermeras, las conquista a todas. 

Pero, tiene intereses económicos y saca provecho en todo lo que puede hacer. Es el antagonista de la

¿PARA TÍ FUE DIFÍCIL INTERPRETAR A UN ANTAGONISTA?

No, pienso que todos los personajes que llegan a mi vida actoral han sido maravillosos, los antagonistas son fantásticos de hacer, tienen muchos elementos, muchas variantes y muchas aristas.

LA TEMÁTICA DE LA SERIE SE DESARROLLA EN UN HOSPITAL, PERO ES UN CONTEXTO MUY DISTINTO A OTROS DE TUS PROYECTOS COMO «EL CHAPO» O «LA REINA DEL FLOW», ¿CUÁLES FUERON LOS DESAFÍOS O DIFICULTADES QUE TUVISTE EN ESTA SERIE?

En las dificultades, hay textos muy complejos cuando son tan exactos y uno empieza a familiarizarse con el entorno, los procedimientos médicos, a veces eran difíciles, porque mientras te aprendes el texto, mientras cuidas la luz, que le de la cámara, que tengas que hacer todo esto para hacerlo realidad, mientras no era cotidiano era complejo, pero ya con el transcurso de los días, se volvió mucho más natural. 

enfermeras

LEÍ EN QUE DURANTE LA GRABACIÓN DE LA SERIE HICISTE UN CAMBIO RADICAL DE LOOK, SIN PELO Y BARBA, ¿FUE DIFÍCIL? ¿O SIEMPRE SE COMPROMETES MUCHO CON TUS PERSONAJES?

Los cambios radicales siempre son importantes en un personaje, procuro hacerlos cada vez que me enfrento a un nuevo proyecto. Me encantan, así me toque figurarme o ponerme lo que sea, no tengo problema. Esa es nuestra labor como actores, podernos camuflar e interpretar a los personajes de la manera más real. 

EN ESE SENTIDO, ¿CUÁLES CREES TU QUE SON LAS GRANDES DIFERENCIAS ENTRE UNA NORTEAMERICANA COMO GREY’S ANATOMY Y UNA LATINA COMO «ENFERMERAS?

Primero, pues no estamos en un hospital gringo, donde tienen todos los recursos, donde los médicos actúan de otra manera, aquí los médicos sufren muchísimo, porque los salarios no son los mismos, donde tienen que trabajar dos o tres días seguidos, donde el personal médico que incluye enfermeros y enfermeras tiene carencias en todos los sentidos, donde llegar al lugar de trabajo si hay protestas es un problema. 

Eso es un elemento muy propio de nosotros, por eso la serie es tan impactante es Latinoamérica, porque vamos a ser lo que realmente es la salud pública, donde la gente se te va a morir en la puerta del hospital porque no hay forma de ponerle un medicamento o un doctor, porque está durmiendo, porque lleva tres días trabajando.

POR ÚLTIMO, ¿POR QUÉ EL PÚBLICO NO SE PUEDE PERDER EL ESTRENO DE «ENFERMERAS»? ¿CON QUÉ SE VAN A ENCONTRAR?

Van a encontrar personajes humanos, reales, como los que vivimos a diario, aquellos que puedes encontrar a la vuelta de la esquina. Casos de verdad, que nos van a llevar a momentos límites en nuestros sentimientos y hoy sobre todo que vamos a tocar el momento de la pandemia durante la historia, cosa que nos va a tocar muchísimo y nos va a causar nostalgia, porque hemos perdido seres querido.