Tarzán ahora será de Sony, quien planea reinventar el personaje para el siglo XXI

Los estudios Sony y Columbia Picture planean una reinvención total del personaje creado por Edgar Rice Buroughs.
tarzan 1

Se dio a conocer por el medio The Hollywood Reporter la noticia de que Sony tendrá los derechos de pantalla exclusivos de Tarzán, el clásico héroe creado por Edgar Rice Buroughs. El estudio al adquirir el personaje del patrimonio de Edgar Rice Burroughs Inc., busca hacer una «reinvención total» del personaje y la propiedad intelectual.

El auge del “rey de los mono” se ve desde la década de 1930 hasta la década de 1970, recordemos que Disney nos entregó en 1999 su versión animada del personaje con las canciones de Phil Collins para la película, que incluso llevó a una adaptación de Broadway, y la última entrega de “Tarzán” fue presentada por Warner Bros en 2016, con Alexander Skarsgard como protagonista. Y ahora el estudio intenta llevar la famosa leyenda al Siglo XXI.

La historia de Tarzán es bien conocida: un niño huérfano criado en la jungla por grandes simios, que se enamora de una joven llamada Jane, eventualmente deja la jungla por ella, se casa y se traslada a Inglaterra, donde sus ojos ven lo violenta que es la llamada civilización, por lo que decide regresar a África. En medio de todo eso, abundan las aventuras, desde vencer a leones y simios hasta descubrir ciudades perdidas.

tarzan 2

Las historias demostraron ser un éxito instantáneo cuando se publicaron por primera vez en 1912 y durante décadas dejaron su huella en la cultura pop, a través de películas, series, programas de radio, programas de televisión y comics.

Una de las razones para que deseen cambios son las costumbres. Los libros se examinan en busca de ideas de colonialismo, salvador blanco y estereotipos raciales y de género que fueron ampliamente aceptados a principios del siglo XX pero que no son lo que la cultura actual desea, es por eso que el estudio quiere que se reescriba la idea.

El acuerdo de derechos también es interesante en el sentido de que Tarzán abarca dominios públicos y privados. Las primeras historias son de dominio público, pero Burroughs escribió aventuras en la década de 1940, y algunas historias se publicaron años después de su muerte en 1950.