Bajo sospecha

Tras su estreno mundial en el festival HotDocs de Canadá y en medio de su recorrido por certámenes nacionales e internacionales, Miradoc estrena este atractivo documental chileno que reflexiona sobre la identidad, el racismo y la discriminación en nuestra sociedad, temas de particular vigencia en el último tiempo.

Así como a veces algunas películas no llegan a la cartelera en el momento oportuno en relación con las temáticas que abordan, otras sí comienzan a exhibirse justo cuando alguno de los temas que tocan están muy vigentes en el ambiente. El mes pasado Miradoc, el programa que desde hace una década estrena y distribuye documentales chilenos a lo largo del país, presentó “El efecto ladrillo”, del que escribimos acá hace algunas semanas y cuya temática estaba muy ligada a la propuesta de nueva Constitución en Chile, pero al exhibirse después del plebiscito del 4 de septiembre tuvo una resonancia muy distinta. En cambio su estreno de este mes, y el último de Miradoc programado para este 2022, “Bajo sospecha”, acaba de llegar a la cartelera no sólo precisamente en un periodo donde lo que plantea al público se conecta con realidades muy vigentes de manera cotidiana en el país, sino además al estar relacionado con la identidad mapuche, es muy idóneo que se haga presente precisamente cuando el panorama noticioso ha estado marcado con la primera visita presidencial del actual gobierno a la Región de la Araucanía.

En este caso, es un documental muy especial y diferente, que de partida no transcurre en tierras araucanas, sino que se desarrolla en gran parte en Santiago. Y ofrece varias particularidades: para comenzar, ya es muy loable el hecho de que esté narrado en mapudungun, con la propia voz de su director y guionista, Daniel Díaz, una opción que queda clara desde sus créditos, que se ofrecen en versión bilingüe, e incluso el subtítulo original de la película, «Zokunentu», es una palabra que sirve para definir un documental. Al inicio, el realizador recurre a Dragon Ball Z para establecer un símil entre Goku, el protagonista de la serie animé y la realidad entre los conquistadores españoles y los indígenas locales. Todo esto a partir de una constatación que el propio Díaz fue asumiendo con el tiempo cuando tomó conciencia de que no sabía mucho de sus propios orígenes; en la escuela siempre se enseña que los mapuches pasaron a ser chilenos y, aunque en su familia tenían apellidos mapuches, nadie en su propio entorno parecía estar muy al tanto. De hecho, él nació en Santiago y si bien tiene un certificado de la Conadi como perteneciente a la etnia, ese documento es lo único que tiene de mapuche.  

Los artistas de la familia

Aunque tiene muchos elementos autobiográficos, más que centrarse en él mismo, la mirada del realizador parte desde quien es denominado «el artista de la familia», su tío, el reconocido artista visual Bernardo Oyarzún, actualmente de 59 años y cuyas obras no sólo se han exhibido en Chile, sino además en países como Estados Unidos, Argentina y España, incluso en la Bienal de Venecia. El punto de partida temático del documental es un incidente ocurrido en 1997, cuando la policía buscaba a alguien que había cometido un robo y aunque no había nada que lo relacionara con el caso, Oyarzún fue detenido por sospecha, sólo por su apariencia. Una exposición a partir de ese hecho, realizada al año siguiente y titulada justamente Bajo sospecha, sería precisamente el primer hito más relevante a nivel público en la carrera del artista.

Originario de Los Muermos, en la Región de Los Lagos, Bernardo Oyarzún ya experimentó desde su infancia esa realidad ingrata de la discriminación, cuando los demás niños de su edad les decían «indios» y «sucios». Su familia llegó a Santiago en la década de los ’60, se instalaron en Puente Alto y su padre pasó a ser obrero de la construcción e incluso, como se cuenta en un momento, vivió un delicado episodio también a raíz de la discriminación. La película además aprovecha de seguir desarrollando la visión de su director a partir de lo que él observaba en su tío, con quien trabajó mucho tiempo como asistente y de quien además tomó prestada en varios momentos su cámara, con la que Díaz realizó sus primeros y tempranos juegos y ejercicios audiovisuales, como se ve en algunos segmentos de este filme.

bajosospecha 03

Una mirada ecléctica

Estrenado mundialmente en el Festival HotDocs en Canadá -uno de los principales certámenes internacionales dedicados al cine documental- y luego de su debut nacional en SANFIC y en pleno recorrido internacional y nacional por otros festivales, “Bajo sospecha” llegó a la cartelera con esta propuesta que puede desconcertar a quienes se imaginan que se trata de una típica película de denuncia, confrontacional o combativa. Acá, por el contrario, aunque hay una mirada crítica a nuestra sociedad y sus conceptos de identidad, su racismo y discriminación que complementa a otras que se han visto en anteriores documentales -por ejemplo, en la indagación que la realizadora Paola Castillo desarrolló hace casi una década a partir de sus propias raíces, en “Genoveva”-, el punto de vista es más variado, hasta lúdico -en un momento, el realizador le pregunta algo a una bandurria que aparece en imágenes-, utilizando distintos elementos para la puesta en escena, incluyendo desde los registros de las obras e instalaciones de Bernardo Oyarzún hasta las imágenes cotidianas y videos familiares del pasado. El resultado, a lo largo de poco más de una hora de duración, quizás sea demasiado ecléctico y no tenga una unidad o conclusión tan definida -a ratos parece un mosaico o collage de ideas-, pero tal vez por lo mismo puede llegar a audiencias más amplias y, al tiempo que aprovecha de instalar en la conversación temas relevantes para nuestra sociedad, también aporta una entrañable visión sobre los lazos familiares. Además, cuenta con una excelente y atractiva banda sonora, tanto a través de la música de VÑVM como en los aportes de otros artistas. 

Título original: Bajo sospecha – Zokunentu
Director: Daniel Díaz Oyarzún
País: Chile
Año: 2022
Género: Documental
Duración: 63 minutos
Guión: Daniel Díaz Oyarzún
Música: VÑVM
Producción: Esteban Sandoval, Felipe Poblete
Fecha de estreno: 10 de noviembre, 2022
Distribuidora: Miradoc

Suplemento semanal de Televitos, realizado por quienes tienen el Placer Culpable de amar los trabajos audiovisuales. Eso hace una gran diferencia.