Calle De La Humanidad, 8

¿Es demasiado pronto para una comedia que aborda cómo la pandemia puede afectar nuestras vidas? Esta producción francesa, dirigida y protagonizada por Dany Boon, ya se puede ver en Netflix y, a pesar de sus situaciones y personajes exagerados, que a menudo rozan el ridículo, igual tiene espacio para la ternura y los buenos sentimientos.

¿Cuándo es el momento en que ya se puede hacer humor sobre situaciones trágicas y dolorosas? En lo que respecta a la pandemia, aún no está del todo claro. A lo largo del último año y medio se han estrenado distintas aproximaciones audiovisuales a los efectos del Coronavirus en nuestras vidas, desde una serie de cortometrajes como la coproducción entre Chile e Italia: “Hecho en casa” hasta el largometraje colectivo “The Year of the Everlasting Storm”, estrenado en el Festival de Cannes, aún inédito por estos lados y entre cuyos directores figura la chilena Dominga Sotomayor. Pero en general se han enfocado desde el lado del drama, la observación cotidiana o la exaltación de valores positivos frente a la adversidad y es probable que pareciera demasiado pronto para abordarlo desde la comedia, considerando que hay gente que ha perdido seres queridos y además de la lo pandémico ha afectado en todo el mundo desde lo laboral y económico hasta lo cultural y artístico.

Pero con mayor o menor fortuna, el humor ya se ha estado haciendo presente incluso desde el año pasado, cuando por ejemplo en España RTVE debió enfrentar polémicas y cuestionamientos cuando estrenó la serie “Diarios de la cuarentena” o este año cuando Bo Burnham recibió elogiosas críticas con su  unipersonal “Inside”, que comentamos hace unos meses en y aún se puede ver en Netflix. Y es justamente en esta plataforma donde acaba de debutar mundialmente un filme francés que se atreve a reírse de cómo la puede afectar nuestras vidas: “Calle de la Humanidad, 8”, titulado así por la dirección del edificio donde viven los protagonistas.

París en contexto pandémico

Bellas y atractivas tomas aéreas que muestran las calles vacías en algunos de los sectores más emblemáticos de París, mientras de fondo se oye al presidente francés Emmanuel Macron en su discurso en el que afirmó que la nación estaba en una guerra sanitaria, son el punto de partida para este filme y a continuación, de manera ágil, guiados por la voz de un niño, Basile, y dándonos mucha información en pocos minutos, conoceremos a los personajes que habitan en la comunidad en la que se concentra el largometraje. No se conocen, pero las circunstancias actuales los obligarán a comunicarse entre ellos, con los inevitables problemas de convivencia.

Basile es el hijo de Tony, el propietario del edificio, un belga bastante insoportable que está peleado con su esposa y tiene una altanera relación con sus inquilinos, que incluyen al matrimonio que componen Martin y Claire, ella una abogada y él un ilustrador científico cuya hipocondría se ha visto acentuada de manera desbordada con la pandemia. También está la pareja que conforman el deportista Samuel y la cantautora Agathe, quien está todo el día ensayando una canción sobre la pandemia. Además, viven ahí la octogenaria Louise, cuyo bar ha debido cerrar por la situación sanitaria; Diego, el bonachón y amable esposo de la conserje, quien la reemplaza ya que ella se ha tenido que internar al contagiarse de Covid; y Gabriel, excéntrico doctor que realiza PCR en la comunidad y al mismo tiempo está buscando una vacuna contra el virus.

calledelahumanidad 02

Los clichés de «la nueva normalidad»

Las clases o reuniones por videollamada en Zoom o Meet (con los inevitables ruidos que se cuelan durante las transmisiones o los problemas cuando se queda el micrófono activado), los live en redes sociales, las medidas de precaución que van desde mascarillas y alcohol gel a lo más extremo entre quienes se estresan en exceso (Martin al salir ya parece astronauta con todo lo que se cuida y protege), la compulsión por hacer ejercicio, los problemas de pareja que se generan cuando se altera la rutina diaria y también la emoción de volver a hablar con los seres queridos, o darse cuenta de lo que es disfrutar de las cosas cotidianas… estas y otras situaciones que se han vuelto parte de la «nueva normalidad» aparecen a lo largo de “Calle de la Humanidad, 8” de manera bastante eficaz. Y el responsable de sacar adelante este proyecto es su director, co-guionista, productor y además quien encarna a Martin, el exitoso comediante Dany Boon, quien tras debutar como actor en cine hace un cuarto de siglo, ha desarrollado una carrera como cineasta desde 2005, cuyo mayor suceso se convirtió en un verdadero fenómeno en su país, donde convocó a millones de espectadores y se convirtió en la película gala más vista en Francia: “Bienvenue chez les Ch’tis”, de 2008, estrenada por estos lados como “Bienvenidos al país de la locura”. 

Tanto el guion, escrito por Boon junto a la actriz Laurence Arné, quien encarna a su esposa en el film, como la puesta en escena, son dinámicos y no dan tregua al espectador con sus diálogos veloces y las diversas circunstancias que se suceden una tras otra. Y es verdad que como propuesta consiguen resumir muchas de las cosas que todo el mundo asocia con la pandemia. Pero casi todos los personajes son más exagerados y gritones de lo necesario, e incluso algunos derechamente desagradables o esperpénticos, rondando la caricatura, mientras muchas de las situaciones son ridículas o demasiado absurdas o los cambios de comportamiento y actitudes de los caracteres son muy abruptos. Además, no es demasiado divertida y las risas dependerán de qué tanto logre sintonizar el espectador con su estilo de humor.

calledelahumanidad 03

Dinamismo y permanente energía

Igual hay que reconocer que hay cosas que sí funcionan bien. Aunque supera las dos horas de duración y podría (debería) haber sido mucho más breve, al margen de los excesos de su tono, el largometraje no aburre ni agota por la extensión misma, en buena medida gracias al dinamismo y permanente energía que transmite, en lo que sin duda es un gran aporte el montaje del veterano Hervé de Luze, tres veces ganador del premio César, nominado al Oscar por “El pianista” y quien se ha lucido en películas de cineastas como Resnais y Polanski. Hay también algunas buenas actuaciones, porque dejando de lado a las interpretaciones más desbordadas, Laurence Arné consigue conservar la dignidad a pesar de todo; la experimentada Liliane Rovere se siente cálida y creíble en el rol de Louise; y el carismático y adorable Milo Machado-Graner tiene un prometedor debut fílmico en el rol de Basile.

De todos modos, la sensación general de “Calle de la Humanidad, 8” puede no ser tan frustrante o fallida como han afirmado muchas críticas. Porque si bien no abundan las sutilezas y se extraña mejor desarrollo psicológico, más matices y profundidad, en medio de los excesos cómicos y los clichés se asoman momentos melancólicos, se cuela la ternura e incluso la inesperada emoción. El intento de Dany Boon por hacer en contexto pandémico no vuela muy alto, pero tal vez la intención no era tan mala y sí quiso ser sincera, como la dedicatoria que se lee al final: «Para todos aquellos que sufrieron – a la humanidad solidaria».

calledelahumanidad 04

Título Original: Huit Rue de l’Humanite
Director: Dany Boon
País: Francia
Año: 2021
Género:
Duración: 125 minutos
Con: Dany Boon, Laurence Arné, François Damiens, Yvan Attal, Alison Wheeler, Tom Leeb, Liliane Rovere, Jorge Calvo, Milo Machado-Graner, Rose de Kervenoaël
Guión: Laurence Arné, Dany Boon
Música: Alexandre Lecluyse
Producción: Jérôme Seydoux, Ardavan Safaee, Patrick Quinet, Dany Boon
Fecha de estreno: 20 de octubre, 2021
Web: Ver Acá
Plataforma: Netflix

Suplemento semanal de Televitos, realizado por quienes tienen el Placer Culpable de amar los trabajos audiovisuales. Eso hace una gran diferencia.