Dignidad: La serie chileno-alemana basada en hechos reales

La miniserie se mueve entre dos líneas temporales: la actual en 1997 cuando Leo regresa con el fin de hacer justicia y 1976 cuando se relatan los horrores de Dignidad a través de flashbacks que nos dan cuentan de la historia del protagonista, su hermano y de quienes los rodean.

Dignidad’ (‘Dignity’), es una ficción basada en hechos reales acontecidos en Chile en décadas pasadas y que tuvo como protagonista a Paul Schäfer, un ex soldado nazi, abusador de menores, que creó en 1961 un enclave alemán en la zona de Parral, séptima región, que llamó Colonia Dignidad y que ahora es conocida como Villa Baviera.

La miniserie chileno-alemana de 8 capítulos, dirigida por Julio Jorquera, se puede ver completa en de y por capítulos en el canal de TV abierta Mega. La tiene como principal mérito acercarnos al tormento que vivieron muchos abusados sexualmente por este verdadero monstruo, porque no merece otra denominación, mientras la mayoría de los chilenos desconocía esta realidad y quienes la conocían, hacían la vista gorda y lo defendían. 

Los adultos que vivían en este lugar también sufrieron de encierro y esclavitud, ya que debían trabajar en extensas e inhumanas jornadas y si se rebelaban eran sometidos con psicofármacos y electroshock. Sus cédulas de identidad y pasaportes eran retenidos por los líderes de la secta para evitar que huyeran y no tenían acceso a dinero ni contacto con el exterior. Además, de acuerdo a testimonios, Dignidad también sirvió de centro de tortura para la CNI, institución de inteligencia del régimen militar.

Y es precisamente este punto el que más me llamó la atención, porque pensé que sería más de lo mismo. Sin embargo, me sorprendió encontrar una miniserie con un buen guión y una excelente narración que atrapa desde los primeros instantes. No sólo porque sabe conjugar a la perfección presente y pasado, sino por la fluidez que toma el relato con ese ritmo pausado y frenético a la vez. La justa medida de incertidumbre, la credibilidad de las actuaciones, pero lo más importante: la justa dosis de realidad, sin excesivo morbo ni demagogia política. Una historia cruda, brutal, pero sutil y en eso radica su encanto.

El héroe de esta producción es el abogado Leo Ramírez, interpretado por Marcel Rodríguez (de nacionalidad alemana-paraguaya), quien toma como referente a un homólogo real: el abogado chileno Hernán Fernández, defensor incansable de los derechos de y niñas, que por años persiguió a Schäfer en la búsqueda de Justicia y quien destapó el caso en 1997. Él fue un menor abusado por Schäfer, quien para obtener su silencio lo manda a Alemania a estudiar leyes. Allá, rehace en parte su vida, se casa con una alemana y vuelve a Chile.

La miniserie se mueve entre dos líneas temporales: la actual en 1997 cuando Leo regresa con el fin de hacer justicia y 1976 cuando se relatan los horrores de Dignidad a través de flashbacks que nos dan cuentan de la historia del protagonista, su hermano y de quienes los rodean. De esta forma vemos, por un lado los esfuerzos del abogado por encontrar pruebas para encarcelar a Schäfer y su principal colaborador, el doctor Bernard Hausmann, ayudado por una detective (Antonia Zegers) y por otro, a Leo el hijo de una humilde familia de Parral que se convierte en favorito del líder y quien lleva a la colonia también a su hermano Pedro. 

Este último es involuntario testigo de un asesinato y es sometido a electroshock para que no recuerde lo visto. Su amiga de correrías es objeto del deseo del doctor Hausmann, lo que en parte la salva de ser asesinada. En forma paralela, se insinúa un tráfico de armas, el tema de la tortura y que muchos torturados estarían sepultados en el lugar, algo que aún no está comprobado.

Para quienes no sepan, Paul Schäfer, a pesar de todo, logró escapar hasta ser capturado en Argentina en 2005. Tras ser extraditado, fue declarado culpable de abusos a 25 menores de edad. Murió en Chile en 2010 a los 88 años. Desde mayo del 97 hasta el año 2005 estuvo en paradero desconocido y, como ilustra la serie, todo un sistema se puso en marcha para protegerlo. Las amenazas constantes de los defensores del régimen militar, la presión social de muchos seguidores de la obra de Dignidad por evitar apresar al mayor benefactor de esa zona deprimida y olvidada de Chile y la corrupción a gran escala, salvaron a Schäfer en varias ocasiones. Algo que nunca más debería volver a ocurrir.

Título original: Dignidad
Canal: de
País: Chile, Alemania
Género:
Año: 2020
Actores: Julieta Figueroa, Antonia Zegers, Marcel Rodríguez, Götz Otto, Nils Rovira-Munoz

Suplemento semanal de Televitos, realizado por quienes tienen el Placer Culpable de amar los trabajos audiovisuales. Eso hace una gran diferencia.