El Tiempo que te Doy

La nueva y singular apuesta española de Netflix está compuesta por 10 capítulos de 11 minutos de duración cada uno y muestra cómo una joven sobrevive a un quiebre amoroso, tratando de pensar cada día menos en su ex pareja.

Series, teleseries, miniseries, docuseries son algunos de los formatos que hoy dominan la TV abierta, el cable y streaming en el ámbito de las entregas serializadas, sean de ficción o realidad. La diferencia es que presentan diferentes duraciones, que van entre la media hora de los sitcoms y títulos animados, hasta la hora o los 70 y tantos minutos de las miniseries y los k-dramas que llegan a nuestras pantallas. Una oferta a la que ahora se suma con toda su singularidad “El Tiempo que te Doy”.

La más reciente apuesta española de Netflix  se atreve a desarrollar su romántico en emisiones que duran solo 11 minutos, descontado los créditos de su inicio y cierre, que tienen su eje en el término de una relación y cómo Lina va enfrentando su nueva realidad, tratando de pensar cada día menos en quien fue su pareja por nueve años. En diez capítulos, que tienen otra característica especial: los minutos que los componen, se dividen en presente y recuerdo dando cada vez menos espacio a lo que sucedió en el ayer.

Así, de un episodio inicial con un minuto en el presente y diez en el pasado, se pasa a uno con dos en el hoy y nueve en lo que fue y así sucesivamente. Una arriesgada narración concebida por los creadores de la serie: la actriz Nadia de Santiago, conocida por su rol de Marga Suárez de “Las Chicas del Cable” -que también puede verse en Netflix-, y los guionistas y realizadores Pablo Santidrián e Inés Pintor, quienes desde hace unos años trabajan en La Breve Historia, su productora enfocada en la realización de cortometrajes.

eltiempoquetedoy 02

El inicio del y los momentos que los van distanciando

Esta asociación creativa ahora tiene como fruto “El Tiempo que te Doy”, la en formato pequeño que lleva al streaming la historia de Lina y cómo trata de pensar cada día menos en Nico (Álvaro Cervantes, “Loco por Ella”). La trama se inicia con una gran discusión donde queda en claro que ya no hay vuelta atrás para su relación, a pesar de los años que han vivido como pareja. Sin embargo, rápidamente al espectador se le invita al pasado, cuando es verano y Lina trabaja en un hotel de la costa española haciendo la limpieza en el turno de noche.

En ese momento aparece un colega que le pregunta a Lina si todavía queda café y si podría darle una taza. Su nombre es Nico y a diferencia de ella, que dejó a medio terminar su carrera en Economía y sueña con ser enfermera, ya es biólogo, pero trabaja llevando a los turistas que se hospedan en el hotel a bucear. Una actividad que él quiere que Lina conozca ese mismo amanecer, dando el primer paso de una historia que se comenzará a escribir con ellos ataviados con trajes de buzo y un beso junto al mar.

De ahí pasamos a la época en que ya viven juntos y Lina estudia enfermería, mientras Nico trabaja en una piscina y ella le confiesa que está pensando en ir a estudiar al extranjero, tal vez a Londres para también aprender inglés. Esto lo pone un tanto desanimado, ya que él dejó todo atrás para mudarse con ella. Es la primera fricción de su romance, a la que más tarde se sumará la aparición de una compañera de trabajo con la que el protagonista tiene un affaire y la distancia que él toma de Lina luego de perder a su padre.

eltiempoquetedoy 03

Una ágil e innovadora que presenta las luces y sombras de una pareja

Al mismo tiempo, en el presente, ella trata de estar una noche con otro hombre -un compañero del hospital en que trabaja-, sin mayores resultados. O en la celebración de su cumpleaños número 32, que sus amigas Inés (Cala Zavaleta) y Laura (Carla Linares) han organizado a modo de picnic en medio de la naturaleza, Lina no puede dejar de mirar su por si recibe una llamada o un mensaje de saludo por parte de Nico. Pero, lentamente la esperanza de dejar atrás el dolor del quiebre se va haciendo parte de su vida y los buenos momentos van reemplazando a los malos.

Comienza un camino de “sanación” que incluye un viaje en solitario de Lina a Marruecos y tal vez un cambio de trabajo y país, como ella soñó mucho tiempo antes. Todo desemboca en un final un tanto inesperado, pero no extraño, que bien podría dar paso a un nuevo ciclo del espacio; aunque, como se plantea hasta ese momento en la historia de Lina y Nico, este realmente no es tan necesario. 

Es una apuesta innovadora y ágil, tanto por lo reducido de sus emisiones, como por el ritmo de su edición, escenas y diálogos. Eso, junto a la empatía que el público siente por sus personajes y la gran química que existe entre Nadia de Santiago y Álvaro Cervantes, logra involucrar al espectador de la mejor forma en las luces y sombras de una relación de pareja, donde Lina, como lo dice ella misma, cada día piensa “un minuto menos en él y así será un minuto menos de tristeza”.

Título Original: El Tiempo que te Doy
Director: Inés Pintor, Pablo Santidrián, Pablo Fernández
País: España
Año: 2021
Género: Drama,
Duración: 11 minutos
Protagonistas: Nadia de Santiago, Álvaro Cervantes, Susana Abaitua, Cala Zavaleta, Nico Romero, Carla Linares, Moussa Echarif, Prince Ezeayim, David Castillo
Guión: Nadia de Santiago, Inés Pintor, Pablo Santidrián
Música: Iñigo Ugarteburu
Producción: Oriol Maymó
Web: Ver Acá
Fecha de : 29 de octubre de 2021
Plataforma: Netflix

Suplemento semanal de Televitos, realizado por quienes tienen el Placer Culpable de amar los trabajos audiovisuales. Eso hace una gran diferencia.