Karnawal

Distinguida en festivales como Guadalajara, Sanfic, FicViña y Málaga y en los premios Platino, esta ópera prima ambientada en el norte argentino mezcla de manera atractiva distintos temas y destaca especialmente por las interpretaciones de su elenco, que incluye al actor chileno Alfredo Castro.

Road movie, drama familiar en el que se ve la relación entre un hijo y sus padres, mirada al colorido y pintoresco ambiente de los carnavales andinos, trama policial e historia sobre el afán por alcanzar los sueños… son algunos de los ejes temáticos que aborda y entremezcla la película Karnawal, una atractiva ópera prima que acaba de llegar a la cartelera local, luego de dos años de exitoso y premiado recorrido internacional, que ha incluido importantes reconocimientos en festivales como Guadalajara, Málaga y los premios Platino, y en Chile el año pasado en certámenes como Sanfic y FicViña, donde fue distinguida como Mejor Película y recibió el Premio del Público, respectivamente.   

En su primer largometraje como director y guionista, el argentino Juan Pablo Félix ambienta la acción en el norte de su país, cerca de la frontera con Bolivia, la que al inicio del film cruza el joven protagonista, Cabra, para en Villazón, localidad del sur boliviano, llevar de contrabando un arma y poder adquirir unas botas con las que se podrá presentar en lo que más anhela: destacar en una presentación de malambo, la danza folclórica de las zonas pampeanas argentinas. Se ha estado preparando y asistiendo a ensayos, pero su mente no está totalmente tranquila y despejada por circunstancias familiares que lo inquietan e incomodan: su madre, Rosario (interpretada por Mónica Lairana), áspera y de pocas palabras como el hijo, está en una relación con Eusebio (encarnado por Diego Cremonesi, sólido actor al que este año se pudo ver en plataformas en la película Ecos de un crimen y la serie Santa Evita), un gendarme con el que Cabra no se lleva muy bien, y menos cuando éste le cuenta que están pensando en irse a vivir los tres al sur. 

El magnetismo de Alfredo Castro

Ya transcurrido un tercio de película, a la media hora la trama se complica, pero a la vez gana en más fuerza y personalidad, con la aparición del actor chileno Alfredo Castro, interpretando a un personaje al que le dicen El Corto, el padre de Cabra y ex pareja de Rosario. El hombre no se comunica con ellos hace más de un año, lleva un tiempo en la cárcel y ahora aprovechando que le darán una salida por libertad condicional de apenas tres días, les pide que le lleven el vehículo para transportarse. El Corto asegura que podría quedar libre en seis meses más y planea poner un gimnasio, aunque es válido que el espectador sospeche que no se ha alejado del todo de lo delictivo. Y aunque es brusco y a ratos violento y amenazante y parece venir de vuelta de todo, algún atisbo de afectos familiares parecen ir surgiendo a ratos, en especial con el Cabra, el hijo al que apenas conoce. 

Con padres como esos, no es de extrañar que el protagonista, taciturno, impaciente y que habla muy poco, tenga algo de animalesco, con una cierta rebeldía e inconformismo adolescente que le cuesta controlar, menos aún si está preocupado de alcanzar a llegar a sus ensayos y la presentación final, algo que se complica cada vez más por el tiempo que debe compartir con su reencontrado padre. Las interpretaciones son clave en el buen resultado de esta ópera prima, porque si ya Lairana y Cremonesi son muy creíbles, el joven Martín López Lacci, un bailarín profesional que se ha lucido internacionalmente bailando malambo, tiene un efectivo debut como actor, en un rol donde debe hablar poco pero a la vez mantener una presencia fuerte y resuelta frente a cámara. Y lo bueno es que consigue interactuar muy bien con el resto del elenco, especialmente con Castro, quien con su magnetismo habitual es prácticamente quien más se luce, lo que explica que haya sido distinguido por su interpretación en Guadalajara, Málaga y este año como Mejor Actor de Reparto en los premios Platino.   

karnawal 03

Juan Pablo Félix deja una impresión positiva con esta ópera prima, la que si bien puede dejar con gusto a poco a más de alguien porque en su desenlace muchas cosas quedan abiertas y da la impresión de haber concluido a medio camino (especialmente porque en la última media hora el ritmo se ha intensificado), de todos modos tiene varios logros que resaltan: el realizador consigue delinear a sus personajes con muy pocos elementos y demuestra detallismo, sentido visual y buena capacidad de observación, muy bien apoyado por la excelente fotografía de Ramiro Civita, quien a lo largo de un cuarto de siglo ha destacado en emblemáticos títulos del cine argentino como «Garage Olimpo» y «El abrazo partido», entre otros. Félix permite que sus personajes deambulen en medio de un ambiente de carnaval que está muy bien reflejado, y les da el tiempo de tener al menos algún momento grato en medio de sus tensiones, como cuando la familia disfuncional comparte en la mesa de un local. Efectivamente al final quedamos con la impresión de que se pudo desarrollar y profundizar aún más, pero de todos modos lo resuelve con un desenlace de mucha fuerza y energía. Como debut, es prometedor. 

Título original: Karnawal
Director: Juan Pablo Félix
País: Argentina-Brasil-Chile-México-Bolivia-Noruega
Año: 2020
Género: Drama
Duración: 97 minutos
Guión: Juan Pablo Félix
Con: Martín López Lacci,Alfredo Castro, Mónica Lairana, Diego Cremonesi, Adrián Fondari, José Luis Arias, Sergio Prina
Música: Leonardo Martinelli
Producción: Alexis Rodil, Frida Torresblanco 
Fecha de estreno: 27 de octubre, 2022
Distribuidora/Plataforma: Market Chile

karnawal 11

Suplemento semanal de Televitos, realizado por quienes tienen el Placer Culpable de amar los trabajos audiovisuales. Eso hace una gran diferencia.