Lazos de Familia

Estrenada mundialmente en la competencia del Festival de Cannes 2019, en su más reciente película el veterano realizador británico Ken Loach ofrece nuevamente una mirada a realidades difíciles en la sociedad actual, en este caso mostrando cómo las exigencias laborales y la inestabilidad económica pueden desestabilizar la vida familiar.

«He hecho de todo», es lo primero que escuchamos en este filme. Quien habla es Ricky, el protagonista y en un diálogo que al inicio sólo oímos en off, con la pantalla en negro, nos enteramos que luego de trabajar especialmente en el rubro de la construcción, actualmente está cesante y sin haber recibido seguro de desempleo -«tengo mi orgullo, prefiero morir de hambre»-, ahora ha decidido ser su propio jefe y por ello en esos momentos se encuentra en una entrevista de trabajo, para ser parte de una empresa de reparto a domicilio donde en teoría él puede ser su propia franquicia, según le dice en esta conversación el jefe.

En apariencia este nuevo desafío laboral le da muchas posibilidades de progresar y sobre todo representa nuevas oportunidades. Después no sólo iremos conociendo a su familia -compuesta por su esposa Abbie, su cada vez más problemático hijo adolescente Seb y la adorable hija menor, Liza Jane-, sino además nos iremos enterando de las dificultades cotidianas que enfrentan y cómo Ricky espera que las cosas mejoren: estuvieron a punto de tener su casa propia, hipoteca incluida, cuando él se quedó sin trabajo y desde entonces, con la crisis económica de 2008 de por medio, llevan mucho tiempo arrendando, endeudados y con préstamos pendientes de pagar. Mientras, la abnegada Abbie se pasa los días completos, de las 7 y media de la mañana a las 9 de la noche, cuidando a ancianos y enfermos. Y en medio de todo esto, Seb, que está en una etapa en la que cuestiona todo y está en contra del sistema, corre el riesgo de ser expulsado del colegio por frecuentes inasistencias y mal comportamiento. 

Pero las expectativas de Ricky pronto se toparán con la realidad: necesita comprar su propio vehículo para los repartos. Para tener ese dinero Abbie deberá vender su auto y resignarse a trasladarse en bus en los distintos hogares donde debe cuidar personas, aumentando sus horas fuera y limitando aún más el poco tiempo que los padres pueden compartir con sus hijos. Y la aparente libertad y variedad de oportunidades en la nueva empresa irá demostrando aún más sus limitaciones, mientras Seb parece estar cada vez más rebelde.

lazosdefamilia 02

El inconfundible de Ken Loach

Como espectadores, con esta película,” Lazos de familia” -cuyo título original, “Sorry We missed You”, el mensaje escrito que dejan los empleados de la empresa de reparto cuando no encuentran al destinatario-, nos damos cuenta que estamos ante un panorama bastante deprimente y complejo para los personajes. Pero, si sabemos que quien la dirige es Ken Loach no debería extrañarnos, porque a sus 85 años y con más de medio siglo de trayectoria fílmica, el veterano realizador británico suele abordar historias que denuncian las injusticias y desigualdades sociales o retratan las reivindicaciones políticas y de clase, tanto en el pasado como en el presente, en las más diversas latitudes -ya sea en la Civil española, en Tierra y libertad, o en Nicaraguan ( “ La canción de Carla”), pero muy especialmente en su propio país, ya que Loach es muy crítico y cuestionador del sistema y todas las formas en que la sociedad oprime a las personas en el mundo contemporáneo.

Por sus convicciones y la coherencia formal y temática de su obra -que en los cines chilenos se empezó a dar a conocer justamente a principios de la década de los 90, precisamente una vez finalizada la dictadura-, tiene muchos admiradores, pero también detractores, en especial quienes consideran que justamente no hay mucha variedad en sus filmes o que carga demasiado las tintas en los elementos negativos, desencantados y pesimistas que acorralan habitualmente a sus personajes, quienes suelen pasar de una situación difícil a otra, casi «de mal en peor». Y “Lazos de familia” no es la excepción, aunque de todos modos tiene elementos destacables.

Estrenado mundialmente en 2019 en la competencia oficial del Festival de Cannes -donde Loach es uno de los pocos cineastas que han obtenido dos veces la Palma de Oro, con “El viento que acaricia el prado” en 2006; y con su anterior filme, “Yo, Daniel Blake”, en 2016- y exhibido en Chile el año pasado en la versión online de Sanfic, este largometraje está ahora disponible en Cining. En él el cineasta vuelve a trabajar con algunos de los colaboradores artísticos habituales en su filmografía, como Jonathan Morris, su montajista desde 1986 y quien es fundamental al dar a la película su ritmo constante, pero capaz de alternar entre la tensión y los fugaces momentos de calma; el compositor George Fenton, quien está a cargo de las partituras de las cintas del realizador desde hace un cuarto de siglo y acá destaca por un trabajo muy sutil y episódico, lo que se agradece porque una banda sonora aún más omnipresente y obviamente melodramática pudo hacer todavía más molesto el resultado; y especialmente su guionista, Paul Laverty, quien ha ganado el premio a mejor guion en como Cannes y Venecia gracias a trabajos junto a Loach, con quien ha colaborado desde 1996. 

lazosdefamilia 03

Callejón sin salida

Es justamente el guion de Laverty uno de los flancos por donde se puede cuestionar los resultados de “Lazos de familia”, porque la opción de poner en un callejón sin salida a sus personajes se puede entender porque la realidad puede ser terrible, dura y dolorosa, incluso más de lo que se muestra en este filme, pero de todos modos en la última media hora y especialmente los 12 o 10 minutos finales, el relato parece tomar rumbos muy recargados. «Nunca pensé que sería tan difícil» y «todo está fuera de control» serán dos de las frases que Ricky le dirá a su esposa en un momento y los espectadores no podemos dejar de compadecerlos, porque efectivamente las cosas parecen complicarse cada vez más. Y, como sin ser perfectos, de todos modos, los personajes en el fondo son buenas personas y es inevitable que nos pongamos de su lado, duele ver las crecientes dificultades que deben afrontar. Por lo mismo, es comprensible que haya quienes eviten este tipo de cine, por el argumento de que la vida ya es lo suficientemente difícil como para además ver estas realidades en la pantalla, más aún en los tiempos complejos que se han vivido en la última época en todo el mundo. Pero a la vez es necesario que el no deje de lado a estos personajes, muchas veces comunes y anónimos, que merecen que sus historias también se den a conocer, como reflejo de una realidad y denuncia de las injusticias del mundo.

Y si hay un factor que no se puede cuestionar en el de Loach, “Lazos de familia” no es la excepción: es la capacidad del octogenario para obtener grandes interpretaciones de sus elencos, a menudo compuestos por actores no profesionales, o que nunca han actuado en una película y que se suman a las propuestas del realizador, que suelen caracterizarse por una puesta en escena sobria y que evita grandilocuencias. Gracias a ellos sentimos reales y creíbles a estos personajes, incluso en los pasajes más extremos o que podrían parecer exagerados o excesivos, desde los protagonistas a los secundarios que apenas aparecen en una escena, y nos conmovemos y estremecemos con sus penurias, o sonreímos y nos enternecemos con aquellos ocasionales momentos de luz, risas y relajo, que los hay pero siempre son fugaces. Kris Hitchen está notable en su despliegue físico y expresivo como Ricky, pero es la Abbie de Debbie Honeywood la que se roba nuestro corazón, con una interpretación bella y conmovedora, tan pronto delicada y suave como en otros momentos fuerte y decidida. Son inolvidables instantes como las escenas en que interactúa con los ancianos a los que cuida, un breve diálogo en el paradero de buses o un enfrentamiento de los padres con el hijo, cuando la vemos llorar en silencio. ¡De verdad es increíble que sea su primera actuación en cine! 

Título Original: Sorry We missed You
: Ken Loach
País: Inglaterra-Francia-Bélgica
Año: 2019
Género:
Duración: 101 minutos
Con: Kris Hitchen, Debbie Honeywood, Rhys Stone, Katie Proctor, Ross Brewster, Charlie Richmond, Sheila Dunkerley, Heather Wood
Guión: Paul Laverty
Música: George Fenton
Producción: Rebecca O’Brien
Fecha De Estreno: 26 de agosto
Distribuidora/Plataforma: BF Distribution / Cining

lazosdefamilia 12

Suplemento semanal de Televitos, realizado por quienes tienen el Placer Culpable de amar los trabajos audiovisuales. Eso hace una gran diferencia.