Los Sueños del Castillo

Premiado en festivales como Ficvaldivia y Fidocs, este segundo largometraje del realizador René Ballesteros es el primer estreno documental chileno del año. Se podrá ver online a través de Miradoc.

Debería haber tenido su estreno comercial el año pasado, pero la pandemia llevó a postergarlo hasta que al fin ahora, a más de dos años de su paso por de , estará disponible online este chileno, que recibió premios en destacados certámenes locales como FicValdivia -Mejor Película Chilena- y FIDOCS -Premio Especial del Jurado-, pero también en países como Argentina y Francia.

Este primer estreno 2021 del programa Miradoc, que desde 2013 estrena y distribuye documentales de Chile y a lo largo del último año se ha adaptado en modalidad virtual, es el segundo largometraje del realizador chileno René Ballesteros, radicado en Francia y cuyo anterior film, La quemadura, también tuvo un meritorio recorrido de festivales hace una década, con distinciones como la Mejor Dirección en la Competencia de de SANFIC.

lossuenosdelcastillo 02

Si ese anterior trabajo -que está disponible online a través de un link en cinechile.cl- se trataba de una indagación personal y , en la que Ballesteros y su hermana trataban de recuperar el lazo con su madre que se fue del hogar y del país dos décadas antes, lo que aborda en esta ocasión tiene algunos elementos en común, de partida porque en ambos casos se ambienta en el sur chileno, más específicamente en la Región de la Araucanía, en el sector de Chol Chol.

Y además en las dos películas es muy relevante la memoria, el recuerdo, aunque en el caso de “Los sueños del castillo” este elemento tiene otros alcances que en buena medida son aún más complejos, ya que se centra en un grupo de jóvenes recluidos en un centro de detención juvenil en medio del campo, en plena zona mapuche. Lo que ellos recuerdan y evocan a lo largo de este documental breve -al igual que “La quemadura”, dura poco más de una hora- pero inquietante y enigmático, es lo que sueñan en medio de su encierro, en los instantes de soledad en medio de la noche, cuando los sueños y las pesadillas son ineludibles.  

lossuenosdelcastillo 03

Pesadillas y delitos

En un momento de “La quemadura”, el propio René Ballesteros también recordaba un sueño que había tenido, pero en esta nueva película esas evocaciones son aún más perturbadoras y terribles, porque como dice uno de los jóvenes, son sueños «brígidos». Uno de ellos cuenta que a veces no sabe cómo despertar y se queda atrapado, otro rememora pesadillas en las que hay degollamientos, son maltratados por carabineros o hay balazos y puñaladas de por medio, y otro asegura haber tenido sueños premonitorios, mientra uno que soñaba con que lo ahorcaban y permanentemente estaba atormentado por espíritus, cuenta que trataron de ayudarlo con pastores evangélicos, sacerdotes y machis. «¿Serán verdad los sueños, o son sueños no más?», inquiere uno de los jóvenes.

Todo lo comentan con mucha naturalidad, con la misma en que en alguna conversación de pasada nos enteraremos de por qué están recluidos ahí; las causas pueden ir desde robo con violencia o robo con intimidación hasta homicidio frustrado, y alguno incluso recordará los delitos cometidos, aunque también otro hable de «ser alguien en la vida, no siempre un delincuente». Con vidas como las que han tenido y vivencias como las que han protagonizado, probablemente no debería ser de extrañar los temas recurrentes en sus sueños y pesadillas.

lossuenosdelcastillo 04

Con este material, podríamos estar ante un tradicional documental de denuncia social, con los protagonistas contando sus experiencias y distintas personas externas, tanto quienes los cuidan como sus familias, dando sus testimonios. Y ese tono sería muy lógico, considerando que se tocan temas que en los últimos años se han vuelto cada vez más complejos, como los centros de reclusión juvenil o las vivencias en la Araucanía. Pero en Los sueños del castillo Ballesteros apuesta por opciones formales menos convencionales, y a la vez más arriesgadas, lo que probablemente lo vuelva más difícil de asimilar como película para un público más transversal o masivo, pero a la vez lo hace más interesante y valioso.

A veces oímos las voces de los jóvenes hablando en off mientras describen sus sueños, sobre imágenes fijas de distintos sectores del «castillo», el recinto en el que están recluidos. En otros instantes los vemos mientras cuentan lo que han soñado, cuando hablan y hablan de manera veloz e ininterrumpida, casi como si estuvieran recitando un mantra, y en algunos momentos alguno de ellos mirará fijo a la cámara, y por ende al espectador.

lossuenosdelcastillo 05

Riesgo y libertad formal

Sin optar por un formato más habitual en este tipo de trabajos, en que se nos presente a los individuos que mostrará el documental, o al menos se nos contextualice dónde están, por qué están ahí y qué lugar es ese, entendemos menos y nos vemos obligados a deducir e intuir cosas, salvo en momentos puntuales en que otras personas que no son esos jóvenes detenidos cuentan detalles que nos permiten hacernos una idea, por ejemplo en lo que respecta a la conexión indígena del lugar: así, nos enteraremos de que el centro de detención está construído sobre una vega en lo que era terreno mapuche, e incluso que posiblemente puede haberse tratado de un cementerio indígena. Ya en el último tercio del film, escucharemos a la joven mapuche que es machi y que asegura tener una conexión mental con su novio que está dentro del recinto, o las posibles experiencias paranormales que cuentan los gendarmes que los cuidan.

Querríamos saber más detalles para comprender más por completo, pero ese no es el camino que escoge Ballesteros; este riesgo y libertad formal que se permite, sin mayores contextos o explicaciones, le da algo mucho más brusco, abrupto y de cierta manera crudo a la realidad de estos jóvenes, que de por sí ya ha sido perturbadora. En buena medida, la denuncia social y sus alcances sociológicos de todos modos están ahí, por mucho que pudiera parecer que aparecen en segundo plano. Pero acá la opción es más sensorial y enigmática, lo que la hace aún más perturbadora y reveladora, con sus contrastes, como los contrapuntos entre entre los interiores del recinto y el campo en el que se ubica, entre lo nocturno -con la recurrente presencia de la luna- y los momentos cotidianos que durante el día comparten los jóvenes y que casi parece el recreo de un colegio. Fundamentales entre los logros de este trabajo de apariencia austera y misteriosa son la música de Alexandre del Torchio, que aparece y desaparece en momentos muy puntuales y es muy sugestiva, atmosférica y también inquietante, y el montaje de Johanne Schatz, quien también colaboró en el guión y la producción con Ballesteros.

lossuenosdelcastillo 06

Título Original: Los sueños del castillo
: René Ballesteros
País: Chile
Año: 2018
Género: Documental
Duración: 72 minutos
Guión: René Ballesteros, Johanne Schatz
Música: Alexandre del Torchio
Producción: René Ballesteros, Johanne Schatz
Web: https://miradoc.cl/los-suenos-del-castillo/
Fecha de Estreno: 4 de marzo de 2021
Distribuidora/Plataforma: Miradoc / Disponible en distintas plataformas, a través de www.miradoc.cl

Suplemento semanal de Televitos, realizado por quienes tienen el Placer Culpable de amar los trabajos audiovisuales. Eso hace una gran diferencia.