¡Papá, Deja de Avergonzarme!

Jamie Foxx es el protagonista de la serie de Netflix que apuesta por el formato clásico de la comedia televisiva para mostrar los desencuentros entre un padre y su hija.

Después de obtener un Oscar y un Globo de Oro por su interpretación de Ray Charles en el “Ray” (2004), y probar su versatilidad en roles muy disímiles, en películas como “Colateral”, Django sin Cadenas, “El Sorprendente Hombre-Araña 2” y la animada “Soul” -poniendo su voz al protagonista Joe-, Jamie Foxx decidió volver a las raíces de su carrera: una serie de televisión.

Y aunque “¡Papá, Deja de Avergonzarme!” no es efectivamente un espacio de TV, sino que de y hecho para , le permite al actor volver al formato con que dio sus primeros pasos, apostando por el sitcom más clásico. Donde la casa recreada en un estudio es el escenario de las vivencias de una adolescente y su padre que miran de manera muy diferente las cosas.

Ellos son Brian Dixon (Foxx), quien encabeza la pequeña empresa de cosméticos que heredó de su madre, y Sasha (Kyla-Drew), quinceañera que perdió hace poco a su madre por lo que ahora debe vivir con su papá en Atlanta. Como lo muestra el primer episodio, de un total de ocho, de una serie de comedia que apunta a reencantar a las nuevas generaciones con un estilo de programa ya visto por sus padres y abuelos.

papadejadeavergonzarme 02

Los diferentes personajes y situaciones absurdas que rodean a los protagonistas

Pero en torno a ellos también se mueven otros personajes que habitan el mismo hogar: el padre de Brian, Pops (David Alan Grier), y su hermana Chelsea (Porscha Coleman). Además de quienes no viven ahí, pero es como que lo hicieran: el mejor amigo del protagonista, el policía Johnny Williams (Jonathan Kite); el encargado de la mantención de la casa, Manny (Valente Rodriguez), y Stacy Collins (Heather Hemmens).

Esta última es “la” empleada que tiene Brian en su tambaleante empresa de cosméticos, para la que busca con negativos resultados el asociarse con inversionistas coreanos o hacer de las redes sociales su mejor aliado. Mientras en casa trata de imponer su algo retrógrada visión como padre a una hija que en los últimos años no creció con él y todavía no supera la repentina pérdida de su mamá.

Lo que pone en marcha una serie de entuertos y situaciones bastante absurdas, como cuando padre a hija visitan una consejera que resulta ser experta en relaciones de pareja y presume que son novios con alguna diferencia de edad. O cuando, para estar a tono con la adolescente, Brian la acompaña a acampar fuera de la tienda en que se venderán las nuevas de Kanye West para su línea Yeezy.

papadejadeavergonzarme 03

Una comedia que abusa de recursos televisivos y la autorreferencia

Algunos de los incontables momentos en que a través del devenir del programa se expone claramente la vergüenza a la que se refiere su título, mientras los secundarios tampoco contribuyen mucho a que Sasha no la pase tan mal en su nueva casa. Aunque finalmente siempre encuentra compañía en su amiga e hija de Johnny, la ingenua Zia (Miracle Reigns), y algo de cordura y buenos consejos en Stacy.

A lo que se suma el reiterado uso que los personajes hacen del recurso de dirigirse al público, rompiendo la cuarta pared, algo ya visto en otros espacios -con su mejor ejemplo en la serie británica “Fleabag”-, pero que acá se torna algo desmedido. Al igual que la autorreferencia de la que hace gala Foxx, cuando en el rol de Brian incluye en sus diálogos alusiones a su película “Proyecto Power” o a la pronunciación de Django.

papadejadeavergonzarme 04

Y todavía falta un detalle: tal como Eddie Murphy lo hizo con mejores resultados en “Un Príncipe en Nueva York”, acá Foxx no solamente encarna al protagonista del programa. También se convierte en el singular Reverendo Sweet Tea, que canta en sus sermones y gusta demasiado del dinero; al dueño de un bar y seguidor de Trump llamado Rusty, y a Cadillac Calvin, el hermano de Pops.

Algo propiciado porque su rol en “¡Papá, Deja de Avergonzarme!” no se limita solo a la actuación, ya que también es su productor ejecutivo y parte de su grupo de guionistas. Uno de los tantos detalles que juegan en contra de la serie y que dejan en claro que se necesita algo más que a un famoso actor o repetir una fórmula televisiva para concretar un espacio que responda de buena forma a las expectativas del público.

Título Original: Dad Stop Embarrassing Me!
Director: Ken Whittingham, Bentley Kyle Evans
País: Estados Unidos
Año: 2021
Género: Comedia
Duración: 23-27 minutos
Con: Jamie Foxx, David Alan Grier, Kyla-Drew, Porscha Coleman, Jonathan Kite, Heather Hemmens, Jonathan Kite, Valente Rodriguez, Miracle Reigns
Guión: Donald Ray ‘Speedy’ Caldwell Jr., Camille Corbett, Jamie Foxx, Jim Patterson, 
: Ainz Brainz Prasad
Producción: Alex Avant, Chris Arrington, James Barnett
Web: Ver Acá
Fecha de estreno: 14 de abril de 2021
Plataforma: Netflix