Piedra noche

Estrenada mundialmente en el Festival de Venecia y exhibida en certámenes como San Sebastián, Guadalajara y Sanfic -donde fue premiada-, esta película argentina coproducida con Chile y que incluye entre sus actores a Alfredo Castro, es un drama íntimo y sensible con elementos de cine fantástico.

Por azares de la distribución, acaba de llegar a nuestra cartelera una película argentina coproducida con Chile, que por mera coincidencia tiene más de un punto en común con otras dos producciones argentino-chilenas que han pasado en las últimas semanas por salas locales. “Piedra Noche”, que ya se puede ver en multisalas, al igual que “Karnawal” -de la que escribimos acá hace dos semanas- está filmada en Argentina y cuenta entre sus actores al chileno Alfredo Castro; y como “Matar a la bestia”, de la que escribimos en Placer Culpable cuando debutó a comienzos de octubre, se trata de un relato que, aunque parte de hechos muy reales -en ambos casos la ausencia de un ser querido-, emplea y despliega evidentes elementos de cine fantástico. Pero cada uno de estos filmes tiene su sello propio y “Piedra Noche” ofrece un tono muy distinto y más de una sorpresa.

Estrenado mundialmente el año pasado en la sección Giornate degli Autori del Festival de Venecia, se trata del noveno largometraje de Iván Fund, quien a lo largo de los últimos 15 años ha desarrollado una interesante y elogiada carrera, aunque por estos lados no ha tenido tanta difusión, salvo por ejemplo cuando en 2010 junto a su co-director, el reconocido realizador y dramaturgo Santiago Loza, vinieron a presentar su segundo largo: “Los labios”, que había tenido premiere mundial en Cannes. Justamente el estreno chileno de “Piedra Noche” fue en Sanfic -tras participar en certámenes como San Sebastián, Guadalajara y Mar del Plata-, en cuya competencia obtuvo el reconocimiento a la mejor interpretación, para la actriz Mara Bestelli.

De lo cotidiano a lo inexplicable

Justamente un guion original de Loza fue el punto de partida para esta nueva película, en la que la versión definitiva fue escrita por el propio Fund junto a Martín Felipe Castagnet. En un inicio todo parece muy normal y cotidiano, cuando vemos al matrimonio de Bruno y Greta conviviendo junto a su hijo en su casa de veraneo en la apacible localidad costera de Linda Bay, aunque luego de un rato la trama empieza a desconcertar con algunas decisiones narrativas y saltos temporales. De a poco nos daremos cuenta de que al parecer el niño ya no está desde hace un año y la pareja ha decidido vender la casa con la ayuda de un amigo de la zona -el personaje de Alfredo Castro-, quien además está tratando de impulsar turísticamente el sector, que está un poco venido a menos desde que una enorme plataforma quedara abandonada luego de unas fallas con sus cables y la fibra óptica, los que supuestamente fueron dañados por una misteriosa criatura de la que hablan los pescadores. Todo esto lo conoceremos en conversaciones, a partir de la llegada de una amiga de Greta, Sina, quien viene a hacerles compañía y ayudar con el embalaje de las cosas antes de dejar la casa. Mientras la madre parece un poco más dispuesta a seguir adelante con sus vidas, el esposo parece estar en un permanente estado de melancolía, sin terminar de conformarse con la pérdida de su hijo y además con la incertidumbre en torno a la criatura, en la que también parece creer y que relaciona con un videojuego que le mostró el niño, protagonizado precisamente por un monstruo. 

piedranoche 02

El misterio de la criatura

Definitivamente, no estamos ante un argumento tan típico en el cine latinoamericano, aunque es verdad que cada vez más en los últimos años lo fantástico se ha ido colando en los más diversos géneros del cine de nuestra región. En “Matar a la bestia”, los habitantes del lugar al que llegaba la protagonista también creían en una criatura misteriosa que se aseguraba andaba suelta por los montes y su trama planteaba muchas interrogantes, de las cuales pocas o casi ninguna tenía una respuesta para los espectadores, mientras su guion no tenía un rumbo claro o definido, además de tener un ritmo moroso que probablemente no convencería por igual a todas las audiencias. En cambio, aunque en “Piedra Noche” también hay muchas cosas que quedan en el aire, es más posible empatizar con la pareja protagónica, porque se sienten más humanos y reconocibles, y porque siempre el tema del duelo y la pérdida consigue conectar con el público en el cine, con mayor razón cuando se trata de la ausencia de un hijo, más aún un niño.

La película es un drama íntimo y sensible, al que el montaje de Lorena Moriconi y el propio director Iván Fund le da un ritmo muy particular, sutil y casi contemplativo por momentos, lo que contrasta con la banda sonora, ya que la muy enfática partitura del compositor chileno Francisco Cerda (que por momentos puede recordar a clásicos de la música de cine como Maurice Jarre y Bernard Herrmann), sin duda bella y atractiva, se siente siempre demasiado notoria y evidente, subrayando las emociones en vez de complementarlas o acompañarlas de manera más sutil. Si bien durante el primer tercio de “Piedra Noche” es posible que el espectador no comprenda del todo lo que está pasando, la sensibilidad y presencia de sus actores aporta mucho a mantener el interés, aunque en general de todos modos cuesta entender bien qué es lo que nos están contando y a dónde va encaminada la trama, lo que por otro lado puede ser una buena estrategia para ir descolocando, intrigando y sorprendiendo, sobre todo con esa conexión con lo fantástico que va surgiendo en diversos momentos. De todos modos, la última media hora va adquiriendo otro tono y sus soluciones argumentales le darán más fuerza al relato. En conjunto, este nuevo trabajo de Fund es interesante y especial, pero no convence por completo.

piedranoche 09

Título original: Piedra Noche
Director: Iván Fund
País: Argentina, Chile, España
Año: 2021
Género: Drama
Duración: 86 minutos
Guión: Santiago Loza, Iván Fund, Martín Felipe Castagnet.
Con: Marcelo Subiotto, Maricel Álvarez, Mara Bestelli, Alfredo Castro, Jeremías Mateo Kuharo
Música: Francisco Cerda
Producción: Laura Mara Tablón, Catalina Vergara
Fecha de estreno: 10 de noviembre, 2022
Distribuidora: Globo Rojo Films

Suplemento semanal de Televitos, realizado por quienes tienen el Placer Culpable de amar los trabajos audiovisuales. Eso hace una gran diferencia.