Review de El Quinto Set de Quentin Reynaud

Esta hiperrealista producción francesa con Alex Lutz como un tenista de 37 años que pretende ir más allá de ser una promesa fallida es capaz de encender las alarmas de cualquier espectador, sea aficionado o no al deporte de Federer, Nadal y el Chino Ríos.

Filmada antes de las restricciones de la y estrenada en algunos europeos menores en el accidentado 2020, “El Quinto Set” merecería tener mayor atención en el circuito internacional. Para empezar, es capaz de meterse con un deporte que a menudo se considera “infilmable” como es el tenis y además se las arregla para ir seduciendo a fuego lento con un protagonista que no es particularmente simpático. Es más bien un hombre hosco, no demasiado expresivo, con el encanto de una serpiente a punto de atacar. De vez en cuando sonríe, pero se ve que la vida le ha dejado un rictus de amargura permanente en su rostro. También le ha causado, y eso lo iremos comprobando poco a poco, una serie de lesiones recurrentes en su cuerpo.

Como si cargar con un pasado de promesa fallida del tenis francés fuera poco, el tipo en cuestión se llama Thomas Edison, igual que uno de los grandes inventores de la humanidad, responsable de la bombilla eléctrica, el kinetoscopio (precursor de cine), el fonógrafo (antecesor del disco), etcétera, etcétera. Edison, como más o menos todo el mundo sabe, siempre estuvo a la altura de las expectativas de sí mismo y de su vecindario. Pero nuestro Thomas Edison, el de la película, es todo lo contrario. A los 20 años era el mejor tenista joven de Francia, pero perdió la oportunidad de jugar la final de Roland Garros después de estar dos match point a favor en el quinto set de un partido contra un tenista español. De ahí viene también el título de la película, que se refiere al set de desempate en encuentros difíciles y peleados.

En el rol de Edison (nombre que también puede ser hasta un chiste del realizador y guionista Quentin Reynaud) está el actor y comediante Alex Lutz, un tipo rubio, no muy alto y de cuerpo fibroso, acostumbrado al deporte. Su esposa es Eve (Ana Girardot, conocida por la magnífica serie Les Revenants) y tienen un hijo que ya empieza a hacer sus primeras prácticas de tenis infantil. Eve fue también tenista, aunque no al nivel de Thomas, y siente que de alguna manera ha sacrificado su vida para complacer los anhelos y objetivos cada vez más distantes de su esposo. Básicamente ella ordena la agenda de esta pequeña familia en función de la vida de él, que ya cerca de los 40 aún cree que puede demostrarle a mundo que es más que una esperanza abortada.

elquintoset 02

Al ritmo de la red

El Quinto Set cuenta cómo Edison busca una segunda oportunidad y empieza a jugar en las fases iniciales del grand slam Roland Garros. Son aquellos partidos que generalmente nadie ve, que no se transmiten por televisión y a los que van a parar más de cien aspirantes. A sus 37 años, se enfrenta a principiantes y colistas del ranking ATP. Lo miran con cierta extrañeza, muchos ni lo conocen, pero no falta alguien de más edad que recuerda aquel fatídico partido del 2001 cuando parecía ser la gran esperanza gala en el torneo.

A pesar de los consejos de sus amigos y de ex jugadores, Edison no se desanima en su tarea y entrena con todo en contra, empezando por un cuerpo magullado y con tres lesiones de rodilla. De vez en cuando, en alguna tienda deportiva, se topa con la imagen gigante en cartón piedra de Damien Thosso (Jürgen Briand), la nueva y altanera promesa del tenis de su país. El muchacho, que en su presunción es como una mezcla del novel “Chino” Ríos con la actual estrella griega Stefanos Tsitsipas, está en el campeonato y por esas cosas de la vida le toca en el sorteo enfrentarse a Edison.

Más o menos en este momento la película empieza a tomar un ritmo más intenso y a centrarse más en los partidos de tenis, con varios minutos de puro deporte en cámara. El Quentin Reynaud, que fue tenista en su juventud y tiene ciertas experiencias en común con su protagonista, sabe como filmar estas escenas, otorgándoles una rara espectacularidad a ras de suelo, de espaldas a los tenistas y de frente a la pelota.

elquintoset 03

Es el mismo momento en que Edison comienza a ver complicadas las relaciones con su paciente esposa y su complicada madre Judith (a cargo de Kristin Scott-Thomas, que habla perfecto francés, pues ha vivido en ese país gran parte de su vida). En este punto el filme tiende a ocupar algunos recursos dramáticos de utilería, que van desde el personaje de la sobreprotectora Judith Edison hasta la esposa a medio camino entre su independencia y su sentido de familia.

Aún así esos tropezones no bastan para arruinar una película que destaca además por la interesante e hiperrealista descripción del ambiente tenístico, básicamente el menos glamoroso y rutinario, con competidores que no tienen automóviles a disposición ni tampoco sponsors, incluso hasta con holguras económicas. En ese territorio árido y anónimo, el testarudo, disciplinado y adusto Thomas Edison tiene al menos claro que nada vale la pena en la vida si no se hace lo que se vino a hacer a este mundo. Aunque sea aprovechar una segunda oportunidad.

Título Original: Cinquième Set
Director: Quentin Reynaud
País: Francia
Año: 2020
Género: Drama
Duración: 105 minutos.
Con: Alex Lutz, Ana Girardot, Kristin Scott-Thomas, Jürgen Briand, Quentin Reynaud.
Música: Delphine Malaussena.
Producción: Léonard Glowinski, Christophe Spadone, Philippe Carcasonne
Web: Ver Acá
Fecha de estreno: 27 de agosto
Plataforma: