Travesía Travesti

Exhibido en festivales nacionales e internacionales, llegó a la cartelera el tercer largometraje del realizador Nicolás Videla, que conecta la crisis social en Chile con los conflictos entre el colectivo que impulsó una propuesta artística personal y de manera atractiva y transgresora es un aporte para visibilizar a las disidencias.

Con sus dos anteriores largometrajes, “Naomi Campbel” (2013, codirigido con Camila José Donoso) y “El diablo es magnífico” (2016), el realizador Nicolás Videla llamó la atención con una de las miradas más interesantes y valiosas a las disidencias en el cine chileno reciente, reflexionando sobre la identidad de género y la forma en que la percibe y asume la sociedad. En ambas películas se entremezclaban la ficción y el documental de una manera muy creativa, donde no era tan fácil para la audiencia determinar qué era real y qué era actuado. En su nuevo filme: “Travesía travesti”, que acaba de llegar a la cartelera a través del programa Miradoc, Videla opta de manera más directa por el documental, pero de todos modos, por la realidad que aborda, la personalidad de sus protagonistas y el contexto performático en el que se mueven, se podría pensar que más de algo de ficción es también parte de la propuesta. 

El título alude al Cabaret Travesía Travesti, el show de performance transformista que desde 2016 estuvieron realizando un grupo de artistas, encabezadas por Anastasia María Benavente, Maracx Bastardx y el propio director de la película, en su faceta como artista trans-escénico con el nombre Amnesia Letal. Tres años después de que comenzaran con este espectáculo en los escenarios, la última función se realizó en Santiago el 18 de octubre de 2019, coincidiendo casualmente con el día en que partió el llamado estallido chileno. Este documental retrata no sólo cómo la crisis social convulsionó al país con ecos y repercusiones que persisten hasta el día de hoy, sino además fue a la par con un quiebre o una fractura en el proceso artístico y las relaciones de quienes participaban en el montaje, que no pudieron volver a retomar pese a distintos intentos.

De lo personal a lo colectivo

En un momento de la película, cuando se dice que «la obra habla de desigualdad», se comenta el paralelo que se puede establecer entre la revuelta chilena -que se hace presente en distintas imágenes de archivo que muestran las marchas y enfrentamientos en las calles- con lo que ha pasado con el show y lo que éste denunciaba en escena. Como señala en otro instante Maracx Bastardx, el cabaret que presentaban era «un lugar biográfico de nuestras vidas, de nuestras cuerpas, es una fantasía, es realidad también, es una cicatriz de la historia en Chile». Así como la mirada aborda los alcances del activismo y lo colectivo en un proceso artístico, registra los vaivenes de la relación entre Anastasia y Maracx, quienes se conocieron cuando tenían 16 y 22 años y desde entonces han compartido muchas experiencias, como amigos, prácticamente como una pareja y también en el ámbito creativo. Desde el cariño y la complicidad hasta hablar de terminar la amistad, pensar incluso en recurrir a acciones legales o un «finiquito travesti», es un camino complejo y lleno de altibajos. ¿»Malas decisiones», o simplemente «un rollo de ego, poder y vanidad»? cualquiera de las dos maneras en que según ellas mismas se pueden resumir los conflictos y desencuentros que han estado teniendo ellas y el espectáculo en los últimos dos años, e incluso la película misma, es lo que nos va mostrando Travesía travesti.

travesiatravesti 02

Transgredir y provocar, pero también visibilizar

Dedicada a una veintena de figuras que han inspirado o dejado huella en las disidencias en Chile -encabezadas por la emblemática Hija de Perra-, la película tuvo un premiado paso por festivales locales como Valdivia, Fidocs e Iquique y también ha destacado en reconocidos certámenes internacionales centrados en el género documental, como el IDFA de Amsterdam y el de Tesalónica en Grecia. Dirigida, guionizada y editada por Nicolás Videla, quien gracias a su cercanía personal y artística con las protagonistas consigue que éstas abran su intimidad con franqueza y de manera directa, probablemente pueda ser considerada por más de algún espectador como una producción demasiado lejana o centrada en temáticas muy personales que sólo les podrían interesar a sus protagonistas; y teniendo en cuenta que su propuesta parece estar compuesta por retazos, en los que en varios momentos da la impresión de que faltara mayor cohesión o un rumbo más definido en lo argumental, que no aprovecha todo el potencial de sus personajes -o que en el último tercio surgen otros que apenas alcanzan a presentarse de manera fugaz-, no deja de ser válido que no conecte de la misma manera con todas las audiencias. Y por supuesto que las provocaciones y la transgresión y desinhibición de su show -«ahora es el momento de salir las personas que se sienten ofendidas» dice una voz en off al inicio-, con desnudez o incluso la penetración anal con una cruz, podrán incomodar a más de alguien.

Pero más allá de eso y, aunque nos quedemos con esa idea de que era posible un filme más completo y estructurado, -o tal vez eso era lo que se quería reflejar, justamente abordar estas temáticas de un modo menos definido y convencional-, de todos modos el resultado es atractivo y llamativo, desde el uso de las imágenes y la música en los créditos iniciales en adelante -en la banda sonora oímos desde Yma Sumac a Cecilia. Y es muy interesante el rescate de videos originales de VHS donde aparece Munique Fonguebertt, a quien Anastasia considera su «maestra travesti», cuando le reveló el mundo del transformismo y a la vez la ayudó con su autoestima-, y por sobre todo tiene el valor de visibilizar a las disidencias y llevar a diversos públicos una realidad que por tanto tiempo ha sido ignorada, denostada desde los aspectos morales y tradicionales, o asociada  directamente con lo marginal, como se comenta en un momento que era lo habitual en tiempos pasados al hablar del travestismo o la posibilidad de que existiera más variedad de géneros. «Que nosotras mismas contemos nuestras historias» es precisamente el logro de Travesía travesti, al plantearse desde el conocimiento de lo que se está hablando, no desde una mirada externa como suele ser habitual en muchos trabajos sobre las diversidades sexuales. Y además, su estreno comercial coincide con el mes del orgullo LGBTIQ+.

travesiatravesti 03

Título Original: Travesía travesti
Director: Nicolás Videla
País: Chile-Argentina
Año: 2021
Género: Documental
Duración: 96 minutos
Guión: Nicolás Videla
Con: Anastasia María Benavente, Maracx Bastardx, Madame de Papel, Roberta Parra, Sofía Devenir, Noelia Le Shala, Amnesia Letal
Música: Anastasia María Benavente, Sofía Devenir, Carlos Tardel
Producción: Nicolás Videla, Nicole Bonilla, Kevin Magne, Mario Durrieu y Walter Tiepelmann
Fecha De Estreno: 2 de junio, 2022
Distribuidora: Miradoc

Suplemento semanal de Televitos, realizado por quienes tienen el Placer Culpable de amar los trabajos audiovisuales. Eso hace una gran diferencia.