El caso de Richard Jewell

Richard Jewell
Lo lees en 4 minutos

Ficha

Rating Televitos
Título original
Fecha de estreno
Año
Duración
131 minutos
Guión
Comentarios del guión
Basado en el articulo de Marie Brenner
Sitio web
Distribuidora

El afamado director de cine estadounidense Clint Eastwood está de regreso, esta vez para traernos la historia de un héroe vilipendiado por la prensa y las fuerzas del orden luego de un atentado terrorista.

Si hay algo por lo que se ha destacado Eastwood a lo largo de estos últimos cinco a diez años de su carrera, es en tomar héroes o figuras relevantes dentro de la sociedad estadounidense, pero que a la vez han tenido cierta controversia. Primero lo hizo con su cinta “J. Edgar” (2011), en la que revisaba la vida del hombre que creó al FBI. A continuación, fue el turno de francotirador Chris Kyle, en “American Sniper” (2014), seguido por “Sully” (2016), el relato del piloto que aterrizó sobre el rio Hudson, siendo el segundo avión comercial en la historia en lograr este hito sin que termine en tragedia, pero que rápidamente fue acusado erróneamente de negligencia por su decisión.

Ahora es el turno de Richard Jewell, un hombre sencillo que soñaba con ser policía y proteger a su comunidad, pero luego de un acto heroico se da cuenta que la gente que admira no es exactamente lo que esperaba.

Richard Jewell fue un guardia de seguridad que se convierte en un héroe cuando salvó cientos de vidas durante las Olimpiadas de 1996 en Atlanta, al dar aviso de un artefacto explosivo escondido entre los espectadores de un show musical. Pero a los pocos días, Jewell se convirtió en el primer sospechoso del ataque terrorista para el FBI, dejando atrás su papel de héroe y convirtiéndose en un villano para el público y en especial para la prensa. Watson Bryant fue el abogado que intentó limpiar el nombre de Richard, una tarea para nada sencilla ya que fueron muchos quienes querían destruir su vida. 

Cast

Éste es sin duda un ejemplo de lo que Eastwood puede llegar a entregarnos, en cuanto a historia se trata, siguiendo con lo hecho en “The Mule” y dejando atrás la monótona “The 15:17 To Paris”, logrando encantar al espectador gracias a su trío de protagonistas muy humanos. Esto lo logra entregándonos personaje, que más allá de sus buenas intenciones, están repletos de falencias básicas, errores comunes que seguramente no encontraríamos en una típica narración hollywoodense, donde el héroe es un ser intachable. 

Un ejemplo claro es el personaje principal, Richard, cuyos deseos de ser un ‘oficial de la ley’ lo lleva a tomar decisiones que claramente van en contra de sus propios intereses, y que más allá de como lo tratan los agentes del FBI, él continua en su búsqueda de la aceptación. 

Por contraparte, y es un problema que han enfrentado varias de las películas de Eastwood, los antagonistas por momentos parecen irrealmente obsesionados por hacerle daño a la figura central de la historia. Esto queda demostrado cuando más allá de la evidencia, tanto la prensa como el mismo FBI, continúan atacando a Jewell, reforzando la narrativa de un falso héroe.

Richard

Por más que la representación de los personajes es un tanto dispar, las interpretaciones de estos son realmente destacados. Algo que es de esperarse cuando se cuenta con nombres de la talla de Olivia Wilde (“The Incredible Burt Wonderstone”), Jon Hamm (“Mad Men”), y los ganadores del premio de la Academia Kathy Bates (“Misery”) y Sam Rockwell (“Three Billboards Outside Ebbing, Missouri”). Pero el que fue sin duda la gran sorpresa de esta cinta fue el actor protagónico, Paul Walter Hauser, quien interpreta a Richard Jewell, y que en el pasado había tenido participación en películas muy renombradas, como “I, Tonya” y “BlacKkKlansman”, pero nunca en un rol de tanta importancia como en esta entrega.

Pero dentro de todo lo que esta cinta nos ofrece, quizás lo más llamativo, especialmente tomando en cuenta la mirada conservadora, republicana y pro gobierno de Eastwood, es la mirada crítica al establecimiento, específicamente al FBI, que la hace ver como una agencia abusiva y poco prolija a la hora de realizar sus investigaciones. Y mientras que es llamativo, quizás se deba a su experiencia personal tratando con la Academia y los mandamases de Hollywood, que después de tenerlo como un seguro todos los años en la época de premiaciones lo han ido dejando de lado debido justamente a sus creencias políticas.

Richard1

Si bien, esta podría no ser la mejor cinta que nos ha entregado Clint Eastwood, especialmente si lo comparamos con clásicos como “Gran Torino”, “Jersey Boys” o “Million Dollar Baby”, sí es un regreso a la calidad a que nos tenía acostumbrada y una gran manera de comenzar este 2020 para todos los cinéfilos que deciden ir a verla a la pantalla grande.
 

Contenido relacionado

Estrenos

Yo, TonyaYo, Tonya

Este jueves se estrenó una nueva cinta que relata una de las historias más escandalosas y mal comprendidas de la historia del deporte, en la que una atleta llegó hasta los extremos con la meta de ser apreciada por quién es y lo que ha logrado. Uno de los motivos por el cual hay tanto morbo que...

Copyright © 2005-2020. All rights reserved