Reality Z

Reality Z
Lo lees en 4 minutos

Ficha

Rating Televitos
Título original
Canal
Pais
Año

Remake de la miniserie inglesas “Dead Set”, creada por Charlie Brooker, el mismo hombre que nos trajo “Black Mirror”, ya está disponible en Netflix esta producción brasileña que mezcla los zombis con la televisión de realidad.

Hace cinco, quizás seis años, estrenar una serie centrado en los muertos vivientes apoderándose del mundo, destruyendo naciones y doblegando sociedades, era lo más cercano posible a un éxito asegurado. Pero, y cómo queda claro con la progresiva baja en sintonía de “The Walking Dead”, el boom de estas hordas putrefactas ya está en su declive.

Por lo mismo, y considerando la actualidad del subgénero, resulta bastante llamativo el estreno de “Reality Z” serie que llegó a la pantalla chica el pasado 10 de junio y que nos ubica dentro de un reality show ficticio en la ciudad de Rio de Janeiro, muy similar a “Big Brother” donde un grupo de desconocidos son encerrados en una casa llena de cámaras.

Reality Z

Es durante la producción de este programa que las calles de la ciudad comienzan a repletarse con muertos vivientes, matando, comiendo y convirtiendo a todo aquello que se le cruza en el camino, transformando a su vez, al estudio donde se realiza el show, en uno de los pocos lugares seguros que van quedando y a los protagonistas del reality, en los afortunados sobrevivientes del apocalipsis.

Esta nueva producción brasileña es básicamente un remake de la miniserie de culto británica “Dead Set”, la que fue creado por Charlie Brooker, quien a esta altura es mejor conocido por haber creado “Black Mirror”. Decimos ‘básicamente un remake’, porque más allá de contar con la misma premisa y que un porcentaje de la serie es básicamente calcada, escena por escena, veremos algunos cambios mayores, incluyendo el desenlace de la narración.

Para comenzar, y enfocándonos en las diferencias entre el producto actual y el material de origen, “Dead Set” no entregaba una mezcla entre el terror clásico de los zombis, mezclado con un toque de humor, el que era agregado por cada uno de los distintos y estereotipados protagonistas. Este ítem, el de la comedia, quedó totalmente descartada en esta nueva versión, queriendo enfocarse completamente en el concepto del miedo, algo que tampoco logra de gran manera.

De hecho, al poco de comenzar la serie esta cae en las mismas características, los mismos clichés, que hemos visto anteriormente en numerosas ocasiones, enfocándose en humanos traicionando humanos, generalmente innecesariamente, y sin ofrecernos algo que el ya mencionado “The Walking Dead” o innumerables películas de distinta calidad no nos han entregado.

Reality Z

En cuanto a la historia (spoilers a continuación), como ya habíamos adelantado, llegado cierto punto la historia se desvía bastante de lo que fue la producción británica. Esto porque luego del quinto episodio, momento que cierra la historia original, esta versión brasileña decide estirar al máximo la narración, sumando un puñado de nuevos personajes, para reemplazar a los originales.

Lo más lamentable de toda esta situación, estos cinco episodios extra, es que realmente no suma absolutamente nada, sencillamente comenzando el mismo ciclo desde cero. Con esto, lo que queremos decir, es que todos los nuevos agregados, solamente asumen exactamente el mismo rol que dejó alguno de los abandonaron la serie.

Para poner esto en perspectiva, usemos el ejemplo del productor del show, un hombre sin escrúpulos cuyo único objetivo era posicionarse por sobre el resto de las personas dentro del estudio y así anteponer sus deseos y necesidades. Desde el capítulo cinco en adelante el personaje del congresista Levy toma fuerza, porque lo habían presentado al comienzo, pero sin darle mayor importancia, y a través de su falta de escrúpulos hace todo lo que sea necesario para... ya lo adivinaron, asumir un rol de líder y anteponer sus necesidades. Así mismo ocurre con varios personajes, los que llegan solamente para llenar el vacío estereotípico que dejó otro, sin realmente ofrecer algo nuevo o fresco al relato.

Pero no son únicamente los personajes los que ofrecen poco dentro de lo que es la originalidad, porque la narración en si sigue el mismo camino que muchos otros han recorrido en el pasado. Al igual que “Night Of The Living Dead” (1968), “Dawn Of Dead” (2004) y muchos otros, lo que realmente encontramos en “Reality Z” es un grupo de sobrevivientes, atrapados en un lugar semi-seguro mientras son rodeados por hordas de muertos vivientes. 

Reality Z

Considerando la gran cantidad de series y películas que este subgénero ha estrenado en la última década, muchas de las cuales apostaron por agregar un factor o característica propia y única, como “Black Summer” (2019) con el concepto de refugiados en búsqueda de seguridad, o el mismo “Train To Busan” (2016) y sus protagonistas atrapados sobre un tren repleto de zombis, el volver a estas ideas añejas resulta muy poco atractivo.

Con un puntaje de 5.3 en IMDB a la hora de escribir esta reseña, “Reality Z” parece destinado a ser una serie del montón, sin poseer algo especial ni único, aparte de haber sido producido en Brazil, y sin rasgo alguno que podría atraer a espectadores nuevos más allá de los que ya son fanáticos de los zombis.
 

Copyright © 2005-2020. All rights reserved