Placer Culpable

Feb 18, 2022

La Sospecha

Desde hace ya muchos años, las producciones israelíes han traspasado sus fronteras y llegado a canales y plataformas de Occidente. Así, títulos como “Fauda”, “Hit & Run”, “The Attaché”, “Dumb” y “Losing Alice” se convirtieron en adiciones recientes a la oferta de servicios de streaming y señales del cable, como Netflix, Apple TV+ y TNT. Pero hay otra vertiente que nace de Israel y ha nutrido el mundo del entretenimiento occidental: las adaptaciones de sus espacios originales.

Estas, que en su mayoría han sido hechas en Estados Unidos, incluyen  series como “In Treatment”, “Homeland” y el éxito juvenil de HBO, “Euphoria”. Un listado al que a inicios de este mes se sumó “Suspicion” o “La Sospecha”, show de Apple TV+ que da una nueva mirada a “Kfulim”, traducido literalmente como duplicados y también conocido en inglés como “False Flag”. Se trata de un espacio donde cinco personas comunes se ven involucradas en el secuestro de un ministro del gobierno iraní desde su hotel de Moscú.

El programa creado por Maria Feldman y Amit Cohen inspira la producción con la firma de Rob Williams y es realizada en Reino Unido. A lo largo de ocho episodios lleva al espectador a un recorrido marcado por el suspenso, que ancla su acción entre Nueva York y Londres. Todo se inicia en el lujoso Hotel Park Madison del centro de la Gran Manzana, cuando un joven es atacado por un grupo con máscaras de la realeza británica.

Los principales sospechosos del crimen que da inicio a la trama

Este violento hecho, donde el chico es sedado e introducido en una maleta, queda grabado por las cámaras de seguridad del hotel y pronto se convierte en video viral en las redes sociales. Además rápidamente se sabe que este muchacho es Leo (Gerran Howell), el único hijo de Katherine Newman (Uma Thurman), la directora de una empresa de relaciones públicas de alto nivel que ese mismo día iba a ser confirmada como la embajadora estadounidense en Reino Unido.

Por lo mismo el FBI, en la figura del agente Scott Anderson (Noah Emmerich), toma la investigación del caso, teniendo como principal aliado a la policía londinense que ya tiene a cuatro sospechosos en la mira; los que no tendrían relación entre sí, pero estuvieron la noche del secuestro en el Park Madison de Nueva York y volvieron a Europa al día siguiente. El relato los muestra en sus actividades cotidianas, como a la joven profesora de Oxford Tara McAllister (Elizabeth Henstridge), misma universidad en la que estudió Leo.

A ella se suman Natalie Thompson (Georgina Campbell), una contadora que se prepara para su boda; el experto en informática y seguridad que debe vivir con la familia de su esposa, Aadesh Chopra (Kunal Nayyar), y Sean Tilson (Elyes Gabel). Este último es un asesino experto que sabe escabullirse del control policiaco, a diferencia de los otros sospechosos, que son vigilados por la policía londinense bajo las órdenes de la investigadora en jefe de la Agencia Nacional Contra el Crimen, Vanessa Okoye (Angel Coulby).

Esta última encabeza la ronda de interrogatorios a Tara, Natalie y Aadesh luego que son tomados presos y que son supervisados por el agente Anderson tras su llegada desde Norteamérica. Al mismo tiempo se ve cómo Sean elude los controles en el aeropuerto de Belfast y visita a su abuelo en Bangor, Irlanda del Norte. Pero a ninguno de los inculpados se les puede atribuir algún cargo, por lo que son liberados bajo una fuerte vigilancia policial, que incluye todas las cámaras de seguridad desplegadas en la ciudad.

lasospecha 02

Un nuevo implicado y el momento crucial que marca un antes y un después

Desde ese momento “La Sospecha” va mostrando lo que cada uno de los implicados realiza al volver a su “vida normal”, lo que claramente no será para nada fácil al continuar relacionados con el secuestro. Mientras, en Estados Unidos, Katherine Newman deja de lado su trabajo para enfocarse en usar todo su poder e influencia para recuperar a su hijo, pero todo se complica cuando un grupo -que se supone terrorista- se adjudica el crimen y le pide a esta poderosa mujer diga “toda la verdad” para liberar a Leo.

Con el paso de los capítulos, las revelaciones y sospechas no dejan de surgir. Cada uno de los personajes va exponiendo una conexión, directa o no, con lo que ocurrió en Nueva York. A lo que se suma la aparición de otro inculpado: Eddie Walker (Tom Rhys Harries), un estudiante de Oxford que la noche del secuestro estuvo en Manhattan. Pero todavía falta un instante crucial que marca un antes y un después en la trama: cuando los supuestos criminales son raptados por violentos desconocidos, para luego ser liberados por Sean.

Esto, confiere a la narración el ritmo y el suspenso necesario para este tipo de espacios, que por minutos puede confundir al espectador menos comprometido y hacerlo perder el hilo del relato. En especial cuando algunas pistas que se van entregando son rápidamente desechadas y reemplazadas por nuevos indicios y supuestos culpables. Además de la engañosa estrategia de promoción de la serie, que hace suponer que Uma Thurman y su personaje son el eje de su narración, cuando los verdaderos protagonistas son los cinco sospechosos británicos.

Título Original: Suspicion
Director: Chris Long, Stefan Schwartz
País: Reino Unido
Año: 2022
Género: Drama, Suspenso
Duración: 43-53 minutos
Con: Kunal Nayyar, Georgina Campbell, Elyes Gabel, Elizabeth Henstridge, Angel Coulby, Lydia West, Clare Perkins, Tom Rhys Harries, Noah Emmerich, Uma Thurman
Guión: Rob Williams, Terry Cafolla
Música: Gilad Benamram
Producción: Darin McLeod
Web: Ver Acá
Fecha de estreno: 4 de febrero de 2022
Plataforma: Apple TV+

Lya Rosén Danús

Periodista y comentarista de cine, cable y streaming. Fanática de mi familia, de los animales y de todo lo que alimente mi espíritu y expanda mi imaginación. Periodo 2020 - 2023.

Tecnovitos

Kaspersky descubre precios de botnets a partir de 100 dólares en la Dark Web

Kaspersky descubre precios de botnets a partir de 100 dólares en la Dark Web

Los expertos de Kaspersky Digital Footprint Intelligence analizaron las ventas de botnets en la Dark Web, así como en los canales clandestinos de Telegram, y descubrieron que los atacantes pueden adquirirlas a partir de 99 dólares. Adicionalmente, éstas se pueden rentar o adquirir como código fuente filtrado por un precio simbólico. En algunos casos, también está disponible el desarrollo de botnets a la medida.

T-Plus

error: ¡¡El contenido está protegido!!