Ago 4, 2021

La Última Carta de Amor

Tras varios años enfocada en el periodismo, en 2002 la británica Pauline Sara Jo Moyes resolvió dedicarse por completo a su verdadera pasión: escribir novelas románticas. La que empezó como un pasatiempo, mientras compartía sus días entre su labor como periodista en el diario The Independent y su faceta como esposa y madre. Sin embargo, la publicación de su primer libro, “Refugiarse Bajo la Lluvia”, la alentó a alejarse del periódico y asumir por completo su faceta como escritora bajo el nombre de Jojo Moyes.

Una decisión que le daría el tiempo para seguir dando vida a relatos enfocados en el amor, siendo premiada en dos ocasiones con el galardón de Novela Romántica del Año -que entrega la asociación británica de escritores del género-, mientras algunas de sus creaciones han llegado a la pantalla grande en forma de películas. Como en el caso de “Yo Antes de Ti», el famoso drama con Emilia Clark y Sam Claflin estrenado en 2016, y ahora con “La Última Carta de Amor”.

El libro escrito por Moyes en 2008 y que se convirtió en filme bajo la dirección de la estadounidense Augustine Frizzell, para debutar ante el público mundial solo hace unos días por Netflix, convirtiéndose casi de inmediato en una de las producciones originales más vistas de la plataforma en distintos rincones del planeta. La cual une a reconocidas figuras como Felicity Jones (“La Teoría del Todo”, “Rogue One”), Joe Alwyn (“La Favorita”) y Shailene Woodley (“Bajo la Misma Estrella”, “Divergente”), en una narración que se divide entre el pasado y el presente.

laultimacartadeamor 02

Las parejas y relatos que vincula una romántica carta enviada en los años 60

Cuya trama se inicia en el Londres de mediados de los años 60, cuando una mujer, que luego se sabrá que se llama Jennifer Stirling (Woodley), viaja junto a su marido, Lawrence (Alwyn), en un auto bajo la lluvia, para volver a su mansión después de estar hospitalizada. Pero algo es diferente en ella, ya que no reconoce a su ama de llaves y las cicatrices en su cara denotan un grave accidente, el mismo que afectó su memoria y hace que se refiera a su esposo como Lawrence, mientras él le recalca que solía llamarlo simplemente Larry.

Luego la acción se sitúa en la Inglaterra actual, centrándose en Ellie Haworth (Jones), una joven periodista que trabaja en el diario The London Chronicles y se ofrece para realizar el artículo sobre una editora del periodico que acaba de fallecer. Esto la lleva a buscar algún material en los archivos del medio, conociendo al encargado de los mismos, Rory McCallan (Nabhaan Rizwan), y descubriendo además una vieja carta dirigida a J por un enamorado que se identifica como Boot.

Donde ese mismo remitente le pide a J que elija irse con él a Nueva York para ser felices. Y es esta misiva la que marca un nuevo paso a 1965, donde una amnésica Jennifer descubre nuevas cartas que dejan en claro que ella es J, aunque todavía no se revela la identidad de su amante. Pero la respuesta vendrá pronto, cuando la historia se sitúe seis meses antes, mientras ella vacaciona con su marido en la Riviera francesa y conoce a Anthony O’Hare, un periodista que debe realizar una entrevista a Stirling por su importancia en el mundo de los negocios británico.

Un drama romántico que apuesta más por la forma que por el fondo

Y es cuando Lawrence debe alejarse de la costa francesa por negocios, que comienza a establecerse un lazo entre Jennifer y Anthony, a quien llaman Boot y comparte con ella paseos en yate, en bicicleta y momentos bajo una tormenta estival que, como ya todos presumen, los llevarán a experimentar sentimientos más profundos. Los que en comienzo son combatidos por ambos, pero derivan en un romance que tendrá como su escenario los parques londinenses, un bar llamado Alberto’s y el departamento del periodista.

Mientras en el presente, Ellie y Rory han decidido buscar más cartas entre los archivos para descubrir a quienes estaban detrás de ese furtivo y apasionado affaire. Lo que los lleva a acercarse cada día un poco más, a pesar de las respectivas desilusiones amorosas que ellos han experimentado recientemente. Así, entre la pasión de los amantes sesenteros y el inicio de una relación en el Londres del presente, se va dibujando un relato que juega con la ambientación y las vivencias de sus protagonistas.

Donde se contraponen la detallada escenificación y bella fotografía que se mueve entre la soleada costa de los 60 y los grises días londinenses, con la poca profundización en las motivaciones de sus personajes. Los cuales quedan restringidos a un bosquejo, ya que nunca se permite al espectador conocer más sobre sus carencias o limitaciones, revelándose solo pocos detalles en torno al tenso matrimonio entre Jennifer y Lawrence, o los temores ante el amor de Ellie.

laultimacartadeamor 03

Lo que convierte a “La Última Carta de Amor” en una realización que cautiva por sus paisajes, la vivacidad de Felicity Jones como Ellie y el vestuario de Jennifer, pero que no va mucho más allá, siendo más forma que fondo. Sin embargo, logra dotar a sus casi dos horas de metraje de un clima embebido en romance, que dejará felices a tod@s quienes sean acérrim@s seguidor@s del drama romántico.

Título Original: The Last Letter from Your Lover
Director: Augustine Frizzell
País: Reino Unido
Año: 2021
Género: Drama, Romance
Duración: 110 minutos
Con: Felicity Jones, Shailene Woodley, Callum Turner, Joe Alwyn, Nabhaan Rizwan, Diana Kent, Ben Cross
Guión: Nick Payne, Esta Spalding
Música: Daniel Hart
Producción: Simone Urdl, Jennifer Weiss, Graham Broadbent, Pete Czernin
Web: Ver Acá
Fecha de estreno: 23 de julio de 2021
Plataforma: Netflix

Lya Rosén Danús

Periodista y comentarista de cine, cable y streaming. Fanática de mi familia, de los animales y de todo lo que alimente mi espíritu y expanda mi imaginación. Periodo 2020 - 2023.

Tecnovitos

Kaspersky descubre precios de botnets a partir de 100 dólares en la Dark Web

Kaspersky descubre precios de botnets a partir de 100 dólares en la Dark Web

Los expertos de Kaspersky Digital Footprint Intelligence analizaron las ventas de botnets en la Dark Web, así como en los canales clandestinos de Telegram, y descubrieron que los atacantes pueden adquirirlas a partir de 99 dólares. Adicionalmente, éstas se pueden rentar o adquirir como código fuente filtrado por un precio simbólico. En algunos casos, también está disponible el desarrollo de botnets a la medida.

T-Plus

error: ¡¡El contenido está protegido!!