Abr 20, 2023

¿Niños “malos” para el inglés?: Tips para la inmersión temprana al idioma

por

El inglés es el idioma más usado en el mundo; una de cada cinco personas puede hablar o al menos entenderlo.

En Chile, sólo el 2% de la población es bilingüe, por lo que aquellos que lo dominan, se sitúan dentro de un grupo selecto que, sin duda, ocupará las mejores posiciones laborales, personales y artísticas hoy y en el futuro cercano”, advierte Tatiana Bustos, directora del Programa Bilingüe de los colegios de la red Cognita, en el contexto del Día Internacional de la Lengua Inglesa, celebrado por la ONU cada 23 de abril.

El nivel de inglés de los chilenos es reconocidamente bajo (A1 y A2, niveles básicos), siendo capaces de entender frases simples, pero no de mantener una conversación o desarrollar ideas complejas. Tatiana explica que, para aprender inglés, se necesita tiempo y dedicación.

No existen cursos milagrosos que hagan hablar inglés en un mes. En promedio, se necesitan más de 1.500 horas de inmersión total y consciente, al menos 4 a 5 veces por semana para alcanzar un nivel avanzado”.

La “inmersión total”, comenta la docente, se puede obtener tanto en un colegio bilingüe, donde la mayoría de las horas de clases se realizan en inglés, o viviendo en un país angloparlante, donde todo el tiempo se está expuesto a oír y hablar el idioma.

¿Qué pasa si creo que mi hijo no tiene habilidades para el inglés?

Para la especialista, “toda persona, adulto o niño, puede aprender inglés u otro idioma, en cualquier momento de su vida, ya que el cerebro está creado para comunicarse y el lenguaje es la habilidad fundamental que nos hace humanos”. Además, revela que muchos apoderados o alumnos expresan ser “malos para el inglés”, pero, lo más probable, es que “alguien significativo, en algún momento de la vida, les haya puesto esa etiqueta, y ellos lo creyeron. Todos podemos aprender inglés, especialmente si lo hacemos desde temprana edad”.

Por eso, la directora del Programa Bilingüe de los colegios Cognita recomienda motivar siempre a los niños, y entrega algunos tips para potenciar el aprendizaje del inglés desde la primera infancia. “Si reservamos pequeños momentos a lo largo de la semana para practicar con nuestros hijo/as, será más sencillo y lo convertiremos en un hábito que, una vez adquirido, será más difícil de perder”.

  • Establecer una rutina para el inglés en casa. Se puede empezar con una serie de frases cortas o canciones que indiquen que es hora de ir a dormir, o la hora del baño.
  • Leer cuentos con ilustraciones u otros elementos visuales; a los niños les gusta volver a leer las historias una y otra vez, lo que contribuye a repasar vocabulario y estructuras sintácticas.
  • Las aplicaciones móviles son entretenidas, envolventes e interactivas, y pueden emplearse fácilmente desde cualquier dispositivo, para complementar el aprendizaje del idioma.
  • Ver con ellos algún fragmento breve de los programas y dibujos animados en inglés que más les gusten, ya que esto les permite escuchar la pronunciación de palabras y frases nuevas o conocidas de labios de personajes que les son familiares.
  • Centrarse en los temas que les interesan y en el vocabulario y las expresiones que ya han aprendido en su lengua materna en el colegio, como alimentos y bebidas, juguetes, números, colores, ropa, animales, formas y adjetivos sencillos.
  • Preguntar con frecuencia al profesor acerca del contenido que están aprendiendo en clases. De este modo, podremos repasarlos también en casa: será la combinación perfecta para consolidar lo aprendido.

Televitos

Revista papel digital de habla hispana donde puedes encontrar lo mejor del cine, series, consumo y entretenimiento.

Tecnovitos

T-Plus

error: ¡¡El contenido está protegido!!