Placer Culpable

Ene 15, 2021

¿Qué culpa tienen las obras artísticas?

Viendo unas películas de Woody Allen me puse a pensar: “Qué pena que por culpa de los deseos carnales incontrolables de este director, no podamos disfrutar de su arte”. Dejo muy claro que, bajo ningún punto de vista, justifico estas acciones ni las de nadie que violente a las mujeres, en cualquiera de sus formas.

La lista de personajes relacionados con las artes y la cultura acusados de estas prácticas, cada día, es más larga. Sin embargo, también han habido acusaciones falsas o mal intencionadas. El problema es cómo saber.

Las agresiones sexuales en la industria cinematográfica ocurren desde tiempos inmemoriales, de hecho la primera acusación mediática se remonta a 1921, cuando el conocido comediante Roscoe «Fatty» Arbuckle fue acusado de abuso por una actriz. Sin embargo, solo en la década del 2010 cobraron fuerza debido a señalamientos contra productores, directores, actores y publicistas presuntamente relacionados con episodios de este tipo.

Antes, se especulaba que estos abusos quedaban impunes porque eran protagonizados, especialmente, por miembros de la elite. El caso del director Roman Polanski, en 1977, confirmó esta hipótesis, ya que abandonó Estados Unidos después de ser condenado por cargos en contra de una menor de edad. El cineasta siguió filmando e incluso ha ganado varios premios, sin que las acusaciones que pesan sobre él influyan en su público.

Otra fue la suerte del escándalo del siglo ocurrido en octubre de 2017, cuando el productor Harvey Weinstein fue acusado por más de 20 mujeres de cargos que iban desde el acoso sexual, hasta la violación. Fue el fin de su exitosa carrera que incluía muchos premios Oscar y otros. De ahí para adelante comenzaron a caer connotados personajes, desde Bill Cosby hasta el príncipe Andrés, pasando por el millonario Jeffry Epstein, que hasta dicen se suicidó.

Las acusaciones de abusos, violaciones y acoso han caído sobre todas las áreas de la cultura, alcanzando a Plácido Domingo, Kevin Spacey, Dustin Hoffman, Nicolas Cage, James Franco, el ex presidente de Amazon Studios, Roy Price; el director y productor Brett Ratner. Chilenos no podían faltar: Nicolás López, responsable de varios filmes comerciales y bastante sobre dimensionado como productor.

Pero lo que más lamenté fue la denuncia sobre Ciro Guerra, director nominado al Oscar, responsable de «El abrazo de la Serpiente» y «Pájaros de Verano», que fue acusado de acoso y abuso sexual por 8 mujeres. Hace poco se estrenó en Chile una película de este cineasta y el temor a la funa siempre estuvo latente, lo que significó que estuviera muy poco en cartelera.

Estas reacciones del público, especialmente femenino, se entienden. Sin embargo, quiero ir más allá. Tengo un conflicto de interés entre mi alma cinéfila y mi espíritu de género porque me rebelo ante estas situaciones, pero ¿hasta dónde debo llevar mis convicciones si estoy ante una obra artística hecha por una persona cuestionada. Debo atacarla. Debo repudiarla? Siento que es como culpar a los hijos de los errores de los padres.

En una pequeña encuesta que hice entre conocidos encontré a muchos que pensaban como yo, el 95% para ser exactos, y cuando investigué el tema en internet hallé respuestas similares. Es más, me quiero quedar con la opinión de un erudito español que confirma mi opinión: “Tampoco rechazamos la aportación científica de Albert Einstein, ni dejamos de oír Mozart, ni quemamos las películas de Charles Chaplin ni los cuadros de Dalí, por citar algunos personajes de cuestionada vida privada. ¿O es que deberíamos descolgar las pinturas de Caravaggio de todos los museos?”¿Que culpa tienen las obras artísticas?

Maria Loreto Gonzalez

Fanática del cine y la televisión. Pero lo más importante es mi contribución a la formación de nuevas generaciones. Periodo 2020 - 2023.

Tecnovitos

Tips para enfrentar marzo con el computador preparado

Tips para enfrentar marzo con el computador preparado

Si evalúas “botar” tu computador porque es lento y te desespera, por favor ¡no lo hagas! mejor actualízalo con una pequeña inversión adicional en partes reemplazables. Si lo haces, te permitirá navegar en la web, desarrollar/leer textos y presentaciones, así como...

T-Plus

error: ¡¡El contenido está protegido!!