Buena Suerte, Leo Grande

Además de tener muy buena química con su coprotagonista, Daryl McCormack, Emma Thompson tiene una de las mejores interpretaciones de su carrera en esta encantadora comedia con tonos dramáticos que hace reír, pero también genera diversas reflexiones en la audiencia.

A lo largo de más de tres décadas, la británica Emma Thompson ha llegado a ser considerada por el público y la crítica entre las mejores actrices de su generación. Desde interpretar roles de Shakespeare y encarnar memorables personajes en elogiadas cintas de James Ivory hasta su participación en exitosas producciones como la saga Harry Potter, los nuevos filmes de “Hombres de negro” o protagonizando las películas de Nanny McPhee, ha demostrado una notable ductilidad, siempre cómoda ya sea en papeles principales o luciéndose en otros más breves y secundarios pero que consiguen cautivar al espectador, como por ejemplo hace casi 20 años en la popular “Realmente amor”, en 2019 en la comentada miniserie “Years and Years” o el año pasado en “Cruella”.

Particularmente dotada para la comedia, pero también brillante en el drama, a pesar de su probado eclecticismo Thompson suele ser encasillada por la mayoría de los productores y cineastas en cierto tipo de roles, aquellos que sacan partido a su particular manejo del humor y la ironía, así como su habilidad para lanzar frases agudas e hilarantes bajo una superficie rigurosa e imperturbable. Pero ella es mucho más que eso y quienes la admiramos siempre agradecemos cuando tiene la oportunidad de abordar personajes que le exigen registros y recursos distintos. Y eso es lo que afortunadamente sucede con uno de sus trabajos más recientes, que acaba de debutar en nuestra cartelera: Buena suerte, Leo Grande.

¿Una nueva nominación al Oscar para Emma Thompson?

Desde su estreno mundial a comienzos de año en el Festival de Sundance y posteriormente con su paso por certámenes como la Berlinale y Tribeca, este largometraje ha estado teniendo una entusiasta recepción. En especial se empezó a hablar de una posible nominación al Oscar a la Mejor Actriz para su protagonista, quien no ha sido nominada en estos premios desde hace ya un cuarto de siglo, cuando tras haber ganado su primera estatuilla precisamente en esa categoría en 1993 por “La mansión Howard”, recibió además una segunda en 1996, en esa ocasión al Mejor Guion Adaptado, por su espléndido trabajo con el texto de Jane Austen en “Sensatez y sentimientos”. Desde entonces, la vez en que más cerca estuvo de ser nominada nuevamente fue hace casi una década, por “El sueño de Walt”, interpretando a P. L. Travers, la autora de Mary Poppins.

Tras ver la película, definitivamente queda claro que la actriz se merece una nueva postulación al Oscar y según han comentado distintos expertos, lo único que podría jugarle en contra es que, aunque el filme debutó en festivales de cine, en junio su estreno masivo en Estados Unidos fue en la plataforma Hulu, lo que podría hacer que los votantes de la Academia fueran más reticentes a nominarla por considerarla una producción de streaming, aunque originalmente no fuera así. De todos modos, luego del premio a la Mejor Película este año para CODA y la cada vez más importante presencia de títulos de plataformas entre las nominaciones en distintas categorías, todo puede suceder. Y en el caso de Thompson, sería muy merecido, así que habrá que esperar qué sucede cuando en pocos meses más se inicie la temporada de premios en Hollywood.

Pero con o sin nominación, el logro de la actriz es indiscutible y lo mejor es que por estos lados el estreno sí fue en salas de cine. Thompson, quien en abril pasado cumplió 63 años, tiene acá una de las mejores interpretaciones de su carrera, encarnando a Nancy Stokes, una profesora británica retirada que luego de dos años de haber enviudado se atreve a contratar los servicios de un trabajador sexual, el Leo Grande del título, un joven al que ella dobla en edad. Nancy enseñaba religión en un colegio femenino, siempre fue muy estricta y en buena medida conservadora y considerando que su esposo fue el único hombre con el que tuvo sexo en toda su vida y que nunca ha tenido un orgasmo, el animarse a dar este paso, con un desconocido al que tiene que pagarle, es de verdad un momento difícil y que ella emprende con muchas dudas, incertidumbres y temores.

buenasuerteleogrande 02

Mucho más que una sesión de sexo

Lo bueno para Nancy es que Leo es muy amable, paciente y empático, y está dispuesto a apoyarla en ese momento. A lo largo de una hora y media, estos dos personajes pasarán por distintos momentos mientras se van comunicando y tratando de conocerse y comprenderse mutuamente, porque al contrario de lo que se podría pensar o esperar, esta no es una rutinaria sesión de sexo más ni un trámite que desemboca instantáneamente en lo que los convoca originalmente. Como por estos lados lo hiciera hace algunos años el director chileno Matías Bize en su película “En la cama”, acá se asume el desafío de que toda la historia descanse en los diálogos de dos personajes en una habitación, que se han reunido con la excusa de tener sexo. Salvo las escenas iniciales y el desenlace, todo transcurrirá en esa pieza de hotel, y exceptuando un momento específico en el que interviene otro personaje, “Buena suerte, Leo Grande” se concentrará sólo en sus dos protagonistas.

Un desafío no menor el que asumieron no sólo su directora, la australiana Sophie Hyde y la guionista británica Katy Brand -quien además es actriz y comediante, y actuó en El regreso de la nana mágica, que protagonizó Thompson-, sino especialmente sus dos protagonistas, quienes están más expuestos y vulnerables como intérpretes que de costumbre. Por su estructura argumental y propuesta narrativa, y el uso de prácticamente una sola locación a lo largo del metraje, podría pensarse que esta es la adaptación fílmica de una obra teatral, pero se trata de una historia original escrita por Brand con la colaboración de Thompson.

Desde cómo asumimos la sexualidad y las relaciones de pareja, o de qué manera los prejuicios y estereotipos condicionan cómo vivimos y vemos a los demás, hasta los lazos entre madres e hijos, el paso del tiempo y cómo éste va afectando o modificando nuestra percepción de la vida… Son varios los temas que se abordan y surgen a partir de las conversaciones entre los dos protagonistas, pero tanto el guion como la dirección y las interpretaciones de ambos actores, hacen que la propuesta no se sienta como estar leyendo un manual de autoayuda lleno de lecciones de vida o asistiendo a una obra de teatro filmada en torno a grandes temas, sino el encuentro entre dos personajes que en circunstancias cotidianas probablemente nunca se hubieran conocido, y a los que iremos descubriendo al mismo tiempo que ellos se van conociendo.

buenasuerteleogrande 07

Óptica femenina en una temática sensible y delicada

Aunque la historia puede ser apreciada por públicos muy variados, sin duda acá hay una mirada de mujer que le da un tono distinto y que resonará especialmente en las audiencias femeninas. Probablemente la conjunción entre directora, guionista y actriz protagónica permite que se toquen temas más vigentes que nunca en estos últimos años, cuando el rol de la mujer en la sociedad se ha cuestionado, conversado y ampliado cada vez más, y lo sexual sigue siendo tabú para mucha gente de generaciones más adultas, con todos los tapujos que esto implica. Un personaje como el de Nancy, que podría convertirse en una caricatura de mujer reprimida que diera risa o lástima, acá se siente tremendamente creíble, entrañable y conmovedor, gracias a la magnífica actuación de una Thompson memorable, quien además desarrolla una química muy convincente con su coprotagonista, el irlandés Daryl McCormack, recordado por su participación en la serie Peaky Blinders.

Además de su propia expresividad, prácticamente el único apoyo externo con el que cuentan los dos actores para sugerir sus emociones y sentimientos es la banda sonora del irlandés Stephen Rennicks, quien más que en los toques cómicos o juguetones, se muestra especialmente efectivo en la sutileza y sensibilidad de algunos fragmentos que recuerdan lo que hizo en su música para la excelente serie Normal People. Lo demás corre por cuenta de las miradas, los silencios y titubeos de Emma Thompson -quien, en términos de inhibiciones y naturalidad en pantalla, tiene acá instantes inolvidables que mejor no adelantaremos para no spoilear- y Daryl McCormack, quienes aportan matices, emoción y humanidad a este relato que nos hace reír mucho con los chispeantes diálogos y situaciones, pero también nos hace reflexionar y de seguro motivará varias conversaciones a la salida de la función.

Título Original: Good Luck to You, Leo Grande
Directora: Sophie Hyde
País: Inglaterra
Año: 2022
Género: Comedia, Drama
Duración: 97 minutos
Guion: Katy Brand
Con: Emma Thompson, Daryl McCormack, Isabella Laughland
Música: Stephen Rennicks
Producción: Debbie Gray, Adrian Politowski
Fecha De Estreno: 28 de julio
Distribuidora: Bf Distribution

Suplemento semanal de Televitos, realizado por quienes tienen el Placer Culpable de amar los trabajos audiovisuales. Eso hace una gran diferencia.