Placer Culpable

Oct 21, 2022

El Niño del Plomo

Con una valiosa trayectoria en el medio audiovisual en el campo de la postproducción y además como músico en la banda que fundó hace casi tres décadas: Luna in Caelo, Daniel Dávila pasa ahora al ámbito de la realización con su primer largometraje: “El niño del Plomo”, que a partir de esta semana se podrá ver en los distintos espacios que a lo largo del país integran la Red de Salas de Cine de Chile.

Como recuerda un texto al inicio del filme, hace casi 70 años la icónica momia del cerro El Plomo fue encontrada a 5.400 metros de altura por dos pirquineros que buscaban un tesoro en la cordillera; este cuerpo de un niño inca, que había sido depositado en esos lejanos lugares como un tributo sagrado, permaneció ahí durante siglos y se encuentra hasta hoy conservado en el Museo Nacional de Historia Natural, donde durante décadas generaciones de chilenos han podido ver su réplica en exhibición permanente. Este hallazgo, que en la película sirve de contexto y conexión entre el pasado y el presente, se va evocando a lo largo del metraje, a través de textos en pantalla, extraídos del libro El niño inca, la verdadera historia del niño del cerro El Plomo, de 2009, escrito de acuerdo con los testimonios de uno de los pirquineros, Luis Ríos Barrueto. 

Con la colaboración en el guion de la realizadora y guionista Elisa Eliash, el director se centra acá en Scarlett y Mateo, una empleada doméstica y el niño de la familia donde ella trabaja, quienes al comienzo del filme han iniciado un intenso trayecto al alejarse del centro de esquí donde se encontraban para ascender en dirección al Cerro El Plomo, el mismo lugar donde se encontró al niño inca. Interpretados por la actriz Daniela Pino (a quien este año también se pudo ver en la comentada serie chilena de Netflix “42 días en la oscuridad”) y el pequeño Mateo del Sante, ambos personajes se han embarcado en ese ascenso que parece desafiar a la lógica: mientras ella se resiste y le insiste en que bajen y regresen, el menor dice que desde que llegaron a la nieve no podía dejar de mirar ese cerro y podía escuchar un sonido que lo impulsaba a subir.

Experiencia sensorial y enigmática

Con ese escueto planteamiento argumental, “El niño del Plomo” se extiende por casi una hora y 20 minutos, conformando una verdadera rareza, una propuesta atípica y difícil de clasificar en el marco del cine chileno, al menos en el que llega a exhibirse de manera comercial en salas, lo que por lo mismo la hace más única e interesante. Estrenada el año pasado en la competencia de largometraje chileno del Festival de Viña del Mar, quizás no es para todos los gustos o sea un poco críptica para audiencias más transversales al no ofrecer una narrativa convencional o con un desarrollo más definido, pero en su muy particular apuesta hay unos cuantos aciertos que se pueden destacar, partiendo por la sensorialidad que la recorre desde principio a fin. Ya desde el inicio, que durante varios minutos sumerge al espectador en una especie de viaje vertiginoso, hay un notable uso de la música y el sonido, creando atmósferas sonoras que van desde la sutileza hasta las guitarras distorsionadas y que son el mejor complemento para la belleza de los paisajes en la imponente cordillera, capturados por la excelente fotografía de Enrique Stindt. Las figuras de los protagonistas, que se ven pequeñas en contraste con las cumbres, son parte de una mirada a la relación del ser humano con el entorno natural, que se alterna con otros segmentos de varios minutos que llegan a ser casi abstractos, acentuados por el uso del montaje, que en otras ocasiones sorprende con momentos inesperados, secuencias que tienen algo pesadillesco o perturbador.

Además del lanzamiento de la banda sonora de Luna in Caelo -que contó con la participación de John Fryer, reconocido músico y productor británico que a lo largo de cuatro décadas ha trabajado con bandas como Depeche Mode, Cocteau Twins y Nine Inch Nails-, junto con las funciones en salas chilenas el estreno de “El niño del Plomo” también incluirá intervenciones audiovisuales desde este sábado 22 y durante noviembre, en distintas locaciones de Santiago que tengan alguna conexión con el pasado incaico. Definitivamente, una opción distinta, interesante y con personalidad propia dentro del panorama de estrenos del cine nacional. 

Título original: El niño del Plomo
Directores: Daniel Dávila
País: Chile
Año: 2022
Género: Experimental
Duración: 77 minutos
Guión: Elisa Eliash, Daniel Dávila
Con: Daniela Pino y Mateo del Sante
Música: Luna in Caelo
Producción: Teresita Ugarte, Daniel Dávila
Fecha de estreno: 20 de octubre, 2022
Distribuidora: Red de Salas de Cine de Chile

Joel Poblete Morales

Periodista y crítico de cine, ex presidente del Círculo de Críticos de Arte de Chile. Como miembro de la Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica, FIPRESCI, integró jurados de la crítica en festivales de Alemania, España, Suiza y México. Entre 2007 y este año fue uno de los programadores del festival de cine SANFIC. Periodo 2020 - 2023.

Tecnovitos

T-Plus

Kraft Heinz anunció a George Buneder como nuevo CMO

Kraft Heinz anunció a George Buneder como nuevo CMO

Para países Hispánicos en Latinoamérica. Ante el desafío de liderar la innovación en el nuevo territorio de la compañía, creado por una fusión de países de Sudamérica, Centroamérica y el Caribe, el ejecutivo se centra en el aprendizaje de cada mercado para impulsar nuevas prácticas

error: ¡¡El contenido está protegido!!