Mar 31, 2023

Placer Culpable Cine: Sombras de un crimen

Epítome del detective cínico, que parece venir de vuelta de todo y siempre que puede recurre a alguna ironía o sarcasmo, Philip Marlowe es un antihéroe emblemático de la literatura y el cine, que desde fines de los años ’30 del siglo pasado no sólo trascendió a los textos de su creador, Raymond Chandler, sino además es un verdadero arquetipo como personaje. Aunque en la pantalla grande la referencia ineludible interpretándolo es el Humphrey Bogart de “The Big Sleep” -estrenada por estos lados como “Al borde del abismo”-, de Howard Hawks, otros actores que lo han encarnado en el cine han sido entre otros James Garner, Elliott Gould y Robert Mitchum, a quienes se une ahora el inagotable Liam Neeson, en el primer largometraje que se filma con este personaje en más de cuatro décadas, que de hecho se titula de manera simple y directa Marlowe, aunque por estas latitudes se acaba de estrenar como “Sombras de un crimen”.

La inspiración literaria esta vez no surge de Chandler, sino de una novela de hace menos de una década, que el elogiado autor irlandés John Banville escribió bajo su seudónimo Benjamin Black. Ambientada en el Los Ángeles de 1939 -precisamente el año en el que “The Big Sleep” fue la primera novela protagonizada por Marlowe en publicarse-, acá el detective es contratado por una atractiva heredera para encontrar a su ex amante; a la vez ella es hija de una veterana estrella de cine, quien también se inmiscuirá en el caso, el que como suele ocurrir en estas historias se irá complicando y enredando cada vez más, revelando secretos y misterios que obviamente es mejor no adelantar ni revelar por acá.

Un Marlowe más veterano y el reencuentro con Jordan

En la película número 100 de sus ya más de cuatro décadas de carrera fílmica, a los 70 años Neeson es el actor de más edad que ha encarnado a Marlowe, lo que se nota bastante, pero el propio personaje bromea al respecto en un par de ocasiones. El actor irlandés vuelve a ponerse bajo las órdenes de su compatriota Neil Jordan, para quien en 1996 protagonizó “Michael Collins” y cuyo anterior largometraje, “La viuda”, pudimos ver por acá a mediados de 2019. Gracias a cintas como “Mona Lisa”, “El juego de las lágrimas” (por la que ganó el Oscar al mejor guion original), “Entrevista con el vampiro” y la hermosa y memorable “El ocaso de un amor”, Jordan fue uno de los realizadores y guionistas valiosos e interesantes de los años ’80 y ’90. Pero su filmografía posterior ha sido más irregular y hasta “La viuda” hacía más de una década que no se estrenaba por estos lados una película suya. Como ocurrió en esa oportunidad con ese film, la mayoría de los críticos internacionales ha tratado a “Sombras de un crimen” con tibieza e incluso rechazo, y si bien es cierto que no está a la altura de los trabajos más emblemáticos del cineasta, ni mucho menos llega al nivel de clásicos del cine negro o al menos de títulos que reimpulsaron el género en las últimas décadas como “Los Ángeles al desnudo”, de todos modos me parece que ha sido injusta y excesivamente menospreciada, y tiene unos cuantos aspectos que destacar.

En vez de optar por filmar un «neo noir» como lo han hecho otros colegas para revitalizar o «aggiornar» un poco el resultado, Jordan es muy fiel a las convenciones y la estética del cine negro, las que también se ven reflejadas en el guion, que el director coescribió con William Monahan, ganador del Oscar como guionista de “Los infiltrados” para Scorsese. Los bajos fondos y sus personajes enigmáticos y amenazantes, las femme fatales, las vueltas de tuerca, los vaivenes morales, además del ya mencionado cinismo del protagonista, todo lo que se puede esperar de un film noir está acá presente, más aún con un marco geográfico como el de la célebre ciudad californiana que, por supuesto, a cualquier cinéfilo interesado en este tipo de cintas le evocará desde “The Big Sleep” a “Los Angeles al desnudo”, pasando por “Chinatown” y otras tantas más.

Un logrado elenco y el aporte visual y sonoro

Justamente esa fidelidad a la tradición, que para muchos puede ser una virtud, para otros puede ser un defecto, ya que efectivamente en “Sombras de un crimen” Jordan se va a la segura y no arriesga mucho, lo que podría ser considerado monótono o hasta predecible. Pero aunque igual me pareció que la trama se enreda y alarga más de la cuenta o el ritmo no siempre se mantiene firme y sostenido, en conjunto el resultado funciona y cautiva, confirmando que a pesar del paso del tiempo, Jordan aún conserva su pulso narrativo, y además sigue siendo un buen director de actores: no sólo porque aunque se vea cansado, Neeson es efectivo y convincente como Marlowe, o porque es muy buena idea de casting tener como madre e hija a Jessica Lange y Diane Kruger, sino además por el gusto de ver aunque sea en roles breves y más secundarios a actores como Danny Huston (cuyo legendario padre John también está asociado como cineasta y actor a clásicos del cine negro),  Alan Cumming y Colm Meaney, o a Ian Hart, a quien ya hemos visto en otros títulos de la filmografía de Jordan.  

Mención especial para el tono visual y sonoro que tanto contribuye a transmitir al espectador la atmósfera de ese Los Ángeles en plenos inicios de la Segunda Guerra Mundial, a pesar de estar filmado en locaciones de Barcelona e Irlanda y tratándose de una coproducción entre Irlanda, Francia y España, lo que puede explicar que el estreno mundial de “Sombras de un crimen” haya sido como film de clausura del Festival de San Sebastián y además que haya tantos artistas hispanos en los créditos, partiendo por el catalán Xavi Giménez en la excelente dirección de fotografía, quien junto al equipo de dirección de arte que encabeza el diseñador de producción inglés John Beard, conforma una ambientación de época bella, estilizada y llena de detalles. Con el apoyo en la banda sonora de la sugestiva partitura de David Holmes y unas cuantas canciones clásicas de esos años, todo nos traslada a ese ambiente, donde la elegancia de la gente adinerada y el glamour y fantasía del mundo del cine se entremezclaban con la sordidez y lo más turbio del alma humana. No será un hito ni marcará un antes y un después en la historia del cine negro, pero de todos modos es mucho más interesante o atractiva de lo que han dicho los críticos.

  • Título original: Marlowe
  • Director: Neil Jordan
  • País: Irlanda, España, Francia
  • Año: 2022
  • Género: Misterio, drama policial
  • Duración: 109 minutos
  • Guión: William Monahan, Neil Jordan
  • Con: Liam Neeson, Jessica Lange, Diane Kruger, Ian Hart, Danny Huston,  Alan Cumming, Colm Meaney, Adewale Akinnuoye-Agbaje, Daniela Melchior, François Arnaud
  • Música: David Holmes
  • Producción: Colette Aguilar, Mark Fasano, Victor Hadida, Patrick Hibler, Billy Hines, Philip Kim, Gary Levinsohn, Alan Moloney
  • Fecha de estreno: 30 de marzo, 2023
  • Distribuidora: Diamond Films

Joel Poblete Morales

Periodista y crítico de cine, ex presidente del Círculo de Críticos de Arte de Chile. Como miembro de la Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica, FIPRESCI, integró jurados de la crítica en festivales de Alemania, España, Suiza y México. Entre 2007 y este año fue uno de los programadores del festival de cine SANFIC. Periodo 2020 - 2023.

Tecnovitos

T-Plus

Barbazul celebró 30 años con el lanzamiento de Barbazul Garden

Barbazul celebró 30 años con el lanzamiento de Barbazul Garden

Bajo en nombre Garden Barbazul, el nuevo spot de la cadena llega con una inspiración green friendly, donde los comensales podrán disfrutar de coctelería Trask Tiki, green, mocktails y una carta especialmente diseñada bajo un concepto que promete transformar la experiencia de sus clientes.

error: ¡¡El contenido está protegido!!