Asalto a la casa de moneda

Aunque no ofrece nada nuevo y sigue las convenciones de este tipo de películas, esta producción española mayormente hablada en inglés, que se centra en un gran golpe que se dará en Madrid durante la final del Mundial de Fútbol 2010, es efectiva, entretiene y cuenta con un atractivo elenco.

Tras un inicio en 2004 que nos lleva a las profundidades del océano y nos presenta a algunos de los personajes que guiarán la historia: “Asalto a la Casa de Moneda”, la producción española (aunque mayormente hablada en inglés) que en estos días llegó a la cartelera presencial, salta a 2010 y luego de un paso por la Corte Internacional de La Haya, se instala en Madrid.

Será en la capital hispana donde se desarrolle el intento de conseguir lo que promete el título: los protagonistas tratarán de ingresar a la inexpugnable bóveda del Banco de España, que en el filme es descrito como «milagro de la ingeniería por 80 años», pero además de contar con un elaborado mecanismo, el edificio está lleno de alarmas y sensores; el severo jefe de seguridad fue jefe de las fuerzas antiterroristas en España; y el banco está justo al frente del cuartel general del ejército español. Y para agregar un elemento extra, el plan deberá realizarse justo en los días en que se acerca la final del Mundial de Fútbol Sudáfrica 2010, en el que la selección española está muy bien posicionada y con los partidos transmitiéndose en pantalla gigante a miles de personas en plena calle a pocos metros del banco y de otros iconos madrileños como la fuente de Cibeles y la Puerta de Alcalá.

Para recuperar un tesoro perdido en un naufragio en el que fue parte el célebre Sir Francis Drake, quienes ingresen a la bóveda buscan quedarse con tres antiquísimas monedas que permanecerán en el banco sólo por diez días. El equipo liderado por el veterano Walter Moreland está integrado además por Lorraine (experta en cambiar de aspecto y convertirse en el personaje que la ocasión amerite); el intrépido y arriesgado James; Klaus el infaltable genio informático y Simón, el único español del grupo. Pero necesitan a alguien que les ayude a desentrañar cómo ingresar a la bóveda y entonces reclutan a Thom, ingeniero británico de sólo 22 años recién egresado de la Universidad de Cambridge y a quien tras ayudar a resolver un derrame de petróleo en el Golfo de México, le ofrecen trabajo de las ocho multinacionales más grandes del país, pero él optará por aceptar la propuesta de unirse a esta compleja y arriesgada misión.

asaltocasamoneda 02

Sensación de déjà vu

Con esta premisa, el director catalán Jaume Balagueró se aleja del terreno en el que se ha especializado durante su irregular, pero exitosa carrera durante las últimas dos décadas: el terror, en especial desde que hace 14 años atemorizó a medio mundo con [REC] y las posteriores secuelas. Ahora el realizador continúa incursionando en el cine de género, pero más centrado en el suspenso y la acción, más precisamente en lo que a estas alturas es casi un género en sí mismo: las películas de grandes robos que desafían todos los obstáculos, y a menudo también toda lógica.

Quizás justamente porque a estas alturas ya es muy habitual ver filmes como estos, es que la crítica internacional ha sido tibia e incluso en más de un caso implacable con “Asalto a la Casa de Moneda”, cuestionando su falta de originalidad y que recuerda demasiado a filmes como “La gran estafa” (a la que incluso se menciona en un diálogo en una escena) o cualquiera de las entregas de “Misión imposible”. Es que es ineludible pensarlo más aún, tratándose de una producción española y teniendo tan vigente en la memoria el suceso de ese fenómeno en que se convirtió la La casa de papel.

asaltocasamoneda 03

Buena producción, y un reparto que funciona

Pero si dejamos de lado que efectivamente todo lo que vemos tiene un aire de déjà vu y sigue las convenciones y esquemas de este tipo de películas y, por supuesto si entendemos que en un trabajo como este es habitual que desfilen las situaciones y soluciones más inverosímiles, hay que reconocer que Balagueró consigue orquestar un largometraje efectivo, entretenido y dinámico, con un ritmo trepidante durante sus casi dos horas de duración y momentos de lograda tensión. A nivel de efectos visuales y sonoros no tiene demasiado que envidiar a cualquier producción hollywoodense y que se ambiente en los días del Mundial de Fútbol, con todo el fervor de la hinchada española de por medio, la hace aún más atractiva. Además, Madrid como locación luce muy llamativa, y la mezcla entre lo internacional y lo hispano no se siente tan forzada.

También es un aporte el elenco internacional convocado, encabezado por el británico Freddie Highmore, a quien apreciamos como niño actor en “Descubriendo el País de Nunca Jamás” y “Charlie y la fábrica de chocolate”, pero en los últimos años ha logrado una buena transición hacia roles más adultos en series como “Bates Motel” y “The Good Doctor”. Acá se muestra encantador y creíble, desarrollando buena química con un reparto que incluye a los también británicos Sam Riley (el Ian Curtis de Control) y Liam Cunningham (Game of Thrones), la atractiva franco española Astrid Bergès-Frisbey, y un trío de importantes y reconocidos nombres del cine español, todos ganadores del Goya y que están tan sólidos como siempre: José Coronado, Luis Tosar y Emilio Gutiérrez Caba. Curiosamente, a Coronado y Tosar ya los vimos hace pocos años en otro film hispano de asalto a un banco, Cien años de perdón (2016).

asaltocasamoneda 04

Título Original: Way Down
Director: Jaume Balagueró
País:
Año: 2021
Género: Acción, suspenso
Duración: 118 minutos
Guión: Rafa Martínez, Andrés M. Koppel, Borja González Santaolalla, Michel Gaztambide, Rowan Athale
Con: Freddie Highmore, Astrid Bergès-Frisbey, Sam Riley, Liam Cunningham, José Coronado, Luis Tosar, Emilio Gutiérrez Caba, Axel Stein, Daniel Holguín, Famke Janssen 
Música: Arnau Bataller
Producción: Álvaro Augustin, Ghislain Barrois, Freddie Highmore, Eneko Lizarraga, Francisco Sánchez Ortiz
Fecha de Estreno: 28 de octubre
Distribuidora:

Suplemento semanal de Televitos, realizado por quienes tienen el Placer Culpable de amar los trabajos audiovisuales. Eso hace una gran diferencia.