Nomadland

En medio de varias secuelas, la cartelera del regreso presencial a las salas de cine también incluye este elogiado y premiado filme, reconocido con trofeos como el León de Oro en el Festival de Venecia y el Oscar.

Aunque hubo un tiempo en el que no todas las películas nominadas al Oscar en las categorías principales llegaban a la cartelera local y en algunos casos tardaban varios meses e incluso llegaban mucho tiempo después de la ceremonia de la Academia hollywoodense, en los últimos años nos habíamos empezado a acostumbrar a que el proceso fuera más fluido y rápido, y al menos días antes de la premiación, ya había sido posible ver en la pantalla grande la mayoría de los títulos.

Pero a raíz de la pandemia, el cierre de los cines obligó a dejar de pensar en la posibilidad de ver en salas chilenas las películas nominadas o ganadoras. De las ocho nominadas a Mejor Película en la ceremonia de abril pasado, sólo la mitad estuvieron disponibles de manera oficial gracias a plataformas o al VOD: Mank y El juicio de los siete de Chicago en Netflix, Sound of Metal en Prime, y la distribuidora BF tuvo funciones online de The Father. Claro, gracias a la omnipresente piratería en verdad era posible verlas todas, pero si nos remitimos a la tradición de ver en la mayor cantidad de nominadas, en este 2021 las circunstancias lo hicieron imposible. 

Por eso es tan significativo que en estos días, con la reapertura local de los cines, al fin se pueda ver en salas al menos una de las principales protagonistas de la pasada ceremonia del Oscar. Y no cualquiera, sino la gran ganadora: “Nomadland”, que tras su estreno mundial hace casi un año en la competencia del Festival de Venecia, donde obtuvo el León de Oro, tuvo una exitosa trayectoria de elogios y premios, figurando en prácticamente todas las listas de lo mejor del año a lo largo del mundo y culminando en la ceremonia de la Academia, cuando obtuvo tres históricas estatuillas, a la Mejor Película, Mejor Dirección y Mejor Actriz.  

nomadland 02

Motivos para verla en pantalla grande

Y si ya mucha gente la vio por otras vías, ¿tiene sentido verla ahora en pantalla grande? ¿Más vale tarde que nunca? ¡Creo que de todas maneras! No sólo por los méritos de la película en sí misma, con la de los paisajes naturales en los que transcurre, tan bien capturados por la fotografía de Joshua James Richards (quien también estuvo nominado al Oscar, aunque el ganador en esa categoría finalmente fue Erik Messerschmidt, por Mank) y que ameritaban ser apreciados en una sala de cine.

También creo que aunque Nomadland haya llegado a la cartelera con tal retraso, de todos modos destaca por otros factores: no deja de ser significativo que en medio de secuelas y nuevas entregas de sagas de Hollywood, grandes producciones o adaptaciones al cine de conocidos personajes animados, el único estreno en esta reapertura de multisalas que corresponde sólo a una historia sencilla, íntima y a escala humana, que puede ser apreciada por una audiencia adulta y más madura, es este largometraje.

nomadland 20

El estilo de Chloé Zhao

Ya a estas alturas se ha escrito y dicho tanto sobre este filme, que cualquier nuevo comentario puede parecer redundante. En tono, temática y propuesta audiovisual, este tercer largometraje de la cineasta de origen chino Chloé Zhao es muy coherente con lo que ha desarrollado durante los pasados seis años con sus dos filmes anteriores, “Songs my Brothers Taught Me” y “The Rider” (ambos nunca exhibidos en cines chilenos, aunque al menos el primero está actualmente disponible en la Mubi).

Como ya mencionaba acá la semana pasada al hablar de otro largometraje con el que comparte más de un elemento en común, “First Cow”, así como también otra favorita en los Oscar de este año, “Minari”, estamos ante historias mínimas, en tono menor, con un ritmo concentrado y pausado, una mirada contemplativa, que registra lo más cotidiano de sus personajes para mostrarnos por un lado un retrato social, pero por sobre todo permitiéndonos observar los lazos humanos que se pueden entablar o no cuando el entorno es adverso o complejo.

En relación a “First Cow” decíamos que por lo poco pretenciosa y alejada de grandilocuencias, era una película que difícilmente estaría en el radar de la Academia hollywoodense, que suele privilegiar otro tipo de cine. Lo mismo se puede decir de “Nomadland” y por eso es un gran logro que una película como esta haya triunfado en los Oscar,  más aún, considerando que era sólo la segunda vez en más de nueve décadas de esos premios -luego de Kathryn Bigelow en 2010, con “The Hurt Locker”- en que una realizadora era la ganadora en las dos categorías principales, Mejor Película y Mejor Dirección.

Cuesta imaginar un tipo de cine más en las antípodas de lo que ha desarrollado hasta ahora Zhao, como el que veremos en unos meses más en su próximo trabajo, el primero de vocación más comercial y masiva de toda su carrera: “Eternals”, de Marvel. En “Songs my Brothers Taught Me”, “The Rider” y “Nomadland”, la capacidad de observación, la sensibilidad en los detalles, la poesía con la que retrata la naturaleza, el ritmo pausado y cómo trabaja con no actores, con personas reales que no tienen previa trayectoria interpretativa, le han permitido ir configurando un estilo propio y personal, en el que se centra en personajes que encarnan a aquellos ciudadanos estadounidenses que no se ven frecuentemente como protagonistas en el cine, ignorados o marginados por la sociedad, sobreviviendo en la trastienda del llamado «sueño americano».  

nomadland 09

Personajes maduros, conexiones con el mundo de hoy

Si bien antes sus personajes principales eran jóvenes -los hermanos en su ópera prima, el jinete en la segunda- que subsistían en el entorno donde habían crecido y se formaron, en Nomadland la protagonista, Fern, es una mujer madura, en permanente desplazamiento, ya que tras la muerte de su esposo y el cierre de la fábrica que daba trabajo a los habitantes de la localidad donde vivían, decidió vender todo y desplazarse en una van donde ha configurado su hogar rodante, sobreviviendo con trabajos temporales que va encontrando a lo largo de la ruta, mientras conoce y se relaciona con otras personas que como ella se han convertido en verdaderos nómadas contemporáneos, por un lado como una opción de vida, pero especialmente empujados por las difíciles circunstancias económicas del Estados Unidos de 2011, en plena recesión. 

Basada en un libro de la periodista Jessica Bruder publicado en 2017, la película es una ficción, pero con evidentes elementos documentales. no sólo por el desempeño de los no actores que son verdaderos nómades de la ruta y por lo tanto prácticamente se encarnan a sí mismos, sino además por la mirada de Zhao, atenta a lo espontáneo, a lo que surja de manera fluida y natural. Es un gran mérito de los dos únicos verdaderos actores del elenco, dos veteranos de probado talento como Frances McDormand y David Strathairn, la naturalidad de las escenas en las que interactúan con quienes no son actores profesionales. Eso le da al film una importante cuota de humanidad, calidez y cercanía.

Y acá está otra de las razones por las que la película nos puede llegar de manera tan honda más allá de su sencillez y tono menor. Aunque esté ambientada hace una década, sus personajes y lo que viven, sienten y reflexionan están increíblemente conectados con el mundo en el que vivimos hoy. Las crisis y estallidos sociales, la pandemia, el paulatino derrumbe de las convicciones y seguridades en las que el ser humano se refugió durante siglos, permiten establecer lazos que van más allá de lo que estamos viendo en pantalla, y nos hacen pensar sobre nuestras propias existencias, porque durante el último año y medio, el contexto pandémico ha llevado a que muchos reflexionen sobre el sentido de la vida, la vigencia del sistema económico en el que nos hemos acostumbrado a desenvolvernos, los lazos que nos unen o separan, las pérdidas y el duelo por nuestros seres queridos que han tenido que partir, la resiliencia y la capacidad de reinventarnos ante las adversidades. Desde que la se tomó el mundo, nos hemos ido acostumbrando a encontrar conexiones entre lo que vemos en las películas o series, y lo que el mundo está viviendo actualmente. Y Nomadland es sin duda uno de los títulos que mejor representan todo esto.

nomadland 13

La experiencia colectiva del cine

Es importante destacar que además de las multisalas que lo están exhibiendo, es parte de la programación de salas independientes que también reabrieron en estos días, como dos espacios en pleno centro de Santiago, el tradicional Cine Arte Normandie o el Centro Arte Alameda, en su flamante nueva sede en el Centro de Extensión del Instituto Nacional, CEINA, o en Valparaíso la clásica y hoy restaurada Sala Insomnia. 

Fue precisamente en el Normandie donde meses después volví a ver la película, ahora por primera vez en pantalla grande. Volví a quedar cautivado con su serena y poética visual, volví a conmoverme con pequeños instantes y detalles, a emocionarme con sus personajes, desde la humanidad y espontaneidad de las veteranas y verdaderas nómades Linda y Swankie hasta la precisión y naturalidad de McDormand y Strathairn. Sé que es algo subjetivo, pero quien insista en que el histórico tercer Oscar que ella obtuvo como Mejor por este rol fue por prácticamente interpretar a un personaje muy idéntico a los que le permitieron ganar sus dos estatuillas anteriores, por Fargo y Tres anuncios por un crimen, está pasando por alto muchos matices y aspectos que hacen tan rica, humana, real e inolvidable a su Fern, tan pronto recia y segura de sí misma, como vulnerable y necesitada de afecto.

Y, por sobre todo, volví a disfrutar de eso que los cinéfilos hemos echado tanto de menos en este año y medio: la experiencia colectiva del cine. Estar en una sala con otras personas y que la película nos provoque al mismo tiempo reacciones y despierte sentimientos que no se perciben o reciben de la misma manera si estamos encerrados viéndola en nuestros hogares. En Nomadland en el Normandie hubo risas cómplices en ciertos momentos de humor y ternura, se podía sentir en el aire la emoción de determinados momentos, y hasta hubo aplausos al final de la función. ¡Extrañábamos eso, y ojalá más gente se anime a volver a los cines y que esta vez sí se mantengan abiertos!

Título Original: Nomadland
Director: Chloé Zhao
País: Estados Unidos
Año: 2020
Género: Drama
Duración: 107 minutos
Con: Frances McDormand, David Strathairn, Linda May, Charlene Swankie, Bob Wells
Guión: Chloé Zhao
Música: Ludovico Einaudi
Producción: Mollye Asher, Dan Janvey, Frances McDormand, Peter Spears, Chloé Zhao
Fecha De Estreno: 19 de julio
Distribuidora/Plataforma: Cinecolor Films / En multisalas y además en Cine Arte Normandie, Centro Arte Alameda/Sala Ceina, Sala Insomnia (Valparaíso)

Suplemento semanal de Televitos, realizado por quienes tienen el Placer Culpable de amar los trabajos audiovisuales. Eso hace una gran diferencia.