El centro de Santiago se queda sin cines

El Biógrafo se iría del tradicional barrio Lastarria y la sala del Instituto Nacional pasa aprietos económicos, pero hay un claro cambio en los gustos de las audiencias.

La pandemia y las protestas sociales, cuyo epicentro se sitúa en la Plaza Baquedano, Dignidad e Italia, debo nombrarla de todas las formas para no ofender a nadie, está teniendo efectos colaterales que, desgraciadamente, afectan la cultura. El reconocido El Biógrafo dejaría el barrio Lastarria para abrir en el sector oriente, más que nada por un tema de seguridad.

Pese al hermetismo con que se está llevando el tema, pudimos enterarnos que la principal causal de la decisión fue, precisamente el estallido social y los consiguientes actos de violencia ocurridos en el sector donde ese polo gastronómico y cultural que se ha visto amenazado, especialmente, los fines de semana.

La situación de la sala que está ocupando la gente del ex Alameda, en el Instituto Nacional tampoco escapa a este problema, sobre todo, los viernes que es un día fuerte para espectáculos de este tipo. Conozco mucha gente que se abstiene de ir pese a que encuentra que la sala es buena, acogedora y tiene filmes que interesan a determinado nicho. Esta merma en los asistentes, de todas maneras, afecta el financiamiento y a la larga puede ser un problema sin solución.

El incombustible Normandie sigue y, según los entendidos, lo ayuda que está en el centro, pero no en el epicentro de las protestas ya que el barrio de Bulnes con Tarapacá es bastante apacible. Además, tiene su público fiel y ha sabido capitalizar la exhibición de películas de calidad para público adulto que en las multisalas duran una semana como mucho.

Cambio en los gustos del público

La estrategia del Normandie puede ser el elemento diferenciador de las salas de independiente. Distintos reportajes, notas periodísticas especializadas y críticos han dado cuenta de que la gente acude masivamente al cine cuando se trata de un filmes blockbuster o super producciones protagonizadas por super héroes, aunque ha habido excepciones.

En el diario El Mercurio del domingo, el periodista Christian Ramírez, nos entregó un completo panorama de esta nueva y todas las películas que no entran en la categoría de más vistas quedan en el limbo, sin importar su calidad. Pasó con “Amor sin Barreras” y “El duelo”, excelentes producciones, con temáticas contingentes, actores reconocidos etc, pero no fue suficiente. Duraron muy poco y muchos solo pudieron verlas en salas independientes.

Esta parece ser la solución a futuro, las multisalas solo exhibirán filmes como “Spiderman, no way home”, sagas de y DC, más los “Rápidos y furiosos” por ejemplo, versus cine “de adulto” como “Munich, en víspera de una guerra”, “Belfast” y, a lo mejor “Spencer” que tendrían su fuerte en las salas independientes.

Nuevas salas independientes en el horizonte

Lo que estoy planteando no es tan descabellado si pensamos que El Biógrafo emigrará a la zona oriente y que, hace poco, comenzó a funcionar la sala Nemesio Antúnez, en La Reina con una gran inversión y que está avanzando lentamente en la construcción de sus audiencias.

Hay proyectos que quedaron paralizados por la pandemia que, posiblemente, pueden ser retomados. Por ejemplo, la construcción de una sala de dentro de un polo gastronómico y de entretención que se asentaría en el ex mercado Providencia. La sala Condell que cerró sus puertas debería encontrar un lugar que lo cobije y que, por el momento, está en la Casa de la Cultura de Ñuñoa, específicamente en la llamada sala verde.

El campus oriente de la UC también tiene una sala de independiente que ya está en marcha blanca. En resumen, más allá de este cambio en los hábitos de los “adultos”, que yo más bien calificaría de cinéfilos, muestra que no todo está perdido. Salas hay o habrán en un futuro próximo y esta no es más que una evolución hacia una segmentación de nicho que se veía venir y que nos costaba reconocer.

Suplemento semanal de Televitos, realizado por quienes tienen el Placer Culpable de amar los trabajos audiovisuales. Eso hace una gran diferencia.