Solución digital chilena permite alertar de estafadores solo con su RUT

Antes de transferir dinero sea cual sea la circunstancia, a través de RUTEX puedes chequear si el RUT del destinatario tiene denuncias y no caer en el engaño.

Las estafas por Whatsapp son el delito número uno en Chile según la brigada de Cibercrimen del OS-9 de Carabineros. La modalidad empleada por los antisociales consiste en robar los perfiles o números de usuarios de Whatsapp solicitando la clave de 6 dígitos de la aplicación y así solicitar dinero a los contactos que se mantienen registrados, simulando situaciones de emergencia.

Pero las estafas por Internet no son un delito actual. Ventas ficticias por plataformas o arriendo de cabañas fantasmas durante el verano son algunos de los ejemplos ante los que debemos estar en alerta para no hacer transferencias electrónicas que nos pueden costar más que un mal rato.

Para ello existe en Chile una solución digital que ayuda a verificar si el RUT del destinatario de una transferencia tiene denuncias vinculadas a una estafa. Se trata de RUTEX, una plataforma nacional que funciona como red social con contactos indexados por RUT.

Desde esta plataforma explican que el mecanismo es simple: los usuarios expresan comentarios positivos o negativos que funcionan como advertencia sobre personas, aunque siempre en un aspecto laboral o comercial. Una de las características fundamentales de RUTEX es que no existen comentarios anónimos. Todos quienes emitan un comentario deben hacerlo también indicando su nombre y RUT.

Por ejemplo, si tuve una mala experiencia transfiriendo un arriendo de fin de semana y llegué al lugar y no era real, puedo ingresar a RUTEX y dejar un reclamo y denuncia de la persona que me engañó, ya que tengo en mi poder el RUT al que le tuve que transferir dinero. Esto funciona como una bandera roja para que no caiga otra persona en la estafa”, ejemplifican desde la plataforma.

En caso de que el receptor del comentario decida borrar el comentario de RUTEX, el nombre del autor y la calificación del comentario seguirá siendo público, lo que permitirá que terceras personas sigan «visualizando» quienes han tenido contacto o tratos con el RUT aludido.