La Rueda del Tiempo

La famosa saga literaria de fantasía, escrita por Robert Jordan, es la base de la serie original de Amazon Prime Video producida y protagonizada por la actriz británica Rosamund Pike. En su relato se muestra la búsqueda del denominado Dragón Renacido, que salvará o destruirá al mundo al manipular el Poder Único.

A lo largo de ocho años, entre 2011 y 2019, “Game of Thrones” se convirtió en la serie símbolo de la fantasía en la pantalla chica, a través de la señal de HBO, con su historia inspirada por la saga literaria de George R. R. Martin, “Canción de Hielo y Fuego”. Sin embargo, el paso por el cable de familias nobles, luchas por el poder, dragones y Caminantes Blancos llegó a su fin, dejando vacante el sitio de un espacio que apelará a la imaginación y la entretención del público, tomando como base la literatura.

Ese lugar lo han tratado de llenar diferentes títulos, apostando nuevamente por la fantasía con una extensa colección de libros como base. Entre ellos se han contado “La Materia Oscura”, también de HBO; “The Witcher”, de Netflix, y desde hace poco “La Rueda del Tiempo”, la versión en acción real de Sony Pictures Television y Amazon Prime Video para la serie de novelas creada por Robert Jordan, cuyo punto final lo pusieron los tres volúmenes escritos por Brandon Sanderson.

Un total de 14 libros, más uno que sirve de precuela, que se transformaron en el espacio que el 19 de noviembre llegó a la plataforma de Amazon para ir estrenando un nuevo capítulo cada viernes, hasta completar los ocho que conforman su primera temporada y que fueron concebidos por Rafe Judkins en base al mundo visualizado por Jordan, dominado por la naturaleza cíclica del tiempo y donde las vidas de los hombres y mujeres son los hilos que se entretejen en la Rueda del Tiempo, movida por el Poder Único.

La peligrosa misión de Moiraine Damodred para encontrar al elegido

Pero, existe un grupo de mujeres que es capaz de encauzar esa fuerza que emerge de la Fuente Verdadera: las Aes Sedai, que se dividen en diferentes grupos, o Ajahs, con un color distintivo y una tarea en particular. Una de ellas, Moiraine Damodred (Rosamund Pike), que pertenece al Ajah Azul, es la protagonista del relato y la primera en aparecer en pantalla ante el público, detallando con su voz en off que debe emprender una gran misión: encontrar al elegido, la persona que se convertirá en el Dragón Renacido.

Este ser posee la habilidad de manejar el Poder Único para salvar al mundo o tal vez desmembrarlo, como ya ocurrió en el pasado. Por eso es importante que Moiraine, en compañía de su guardián al’Lan Mandragoran (Daniel Henney), dé con el paradero de ese nuevo Dragón antes de que lo haga el Oscuro, la antítesis del creador del universo y La Rueda de la Vida, y por ende símbolo de la destrucción. Todo indica que él o ella se encuentra en el pueblo de Dos Ríos, donde no habría uno, sino cuatro potenciales elegidos.

Sin embargo, Moiraine y Lan no llegan solos a la aldea , también una horda de monstruosos seres llamados trollocs, que es encabezada por otro ser igual de espantoso, el fado, a instancias del mismísimo Oscuro. Ante esto, la Aes Sedai debe sacar de inmediato del lugar a Rand (Josha Stradowski), un pastor y arquero; su amor desde la niñez, la resuelta Egwene (Madeleine Madden); al herrero Perrin (Marcus Rutherford), el único casado del grupo, y al algo tramposo, pero buen hermano Mat (Barney Harris). Al mismo tiempo que Nyneave (Zoë Robins), amiga de los chicos y sanadora de Dos Ríos, es capturada por un trolloc.

laruedadeltiempo 02

De las novelas a la pantalla, con más misticismo que magia

Un intempestivo escape que tiene un destino: la Torre Blanca, en la ciudad de Tar Valon, donde se reúnen las Aes Sedai y su líder, Siuan Sanche (Sophie Okonedo), podrá reconocer al Dragón Renovado. Sin embargo, no será tan fácil el llegar ahí, ya que los protagonistas, jóvenes y adultos, deberán enfrentar diferentes peligros en medio del camino, como la existencia de los amigos siniestros, humanos que sirven a la Oscuridad, y los Hijos de la Luz, también conocidos como Capas Blancas por su alba vestimenta, que consideran a las Aes Sedai unas “brujas” y las persiguen para eliminarlas. 

Además, hay un momento clave de la narración: cuando Moiraine enferma por la herida causada por un arma trolloc y Lan no encuentra nada mejor que refugiarse en una ciudad fantasma. Donde Mat descubre un objeto hechizado que los obligará a escapar, dividiendo al grupo en pares: Egwene y Perrin, que más tarde serán acogidos por un grupo nómade; y Mat y Rand, que buscan refugio en un poblado minero, y Lan con una inconsciente Moiraine adentrándose en el bosque y encontrando a Nyneave, quien logró escapar de sus monstruosos captores.

Pero todavía le queda mucho por encarar al grupo protagónico de “La Rueda del Tiempo”, como las rivalidades entre las mismas Aes Sedai, un falso Dragón -encarnado por Álvaro Morte, el Profesor de “La Casa de Papel”- y las dudas y certezas que surgen en las mentes de los posibles elegidos y Nyneave, quien tiene más poder de lo nadie imagina.

laruedadeltiempo 03

En resumen, es una serie que tiene como uno de sus mayores méritos el lograr que el intrincado relato de las novelas de Jordan sea comprensible por quien no conozca su mágico universo. Aunque para ello los creadores del espacio hayan optado por el misticismo por sobre la magia que cruza las cientos de páginas que conforman la historia original.

Título Original: The Wheel of Time
Director: Uta Briesewitz, Ciaran Donnelly, Salli Richardson-Whitfield, Wayne Yip, Sanaa Hamri
País: Estados Unidos
Año: 2021
Género: Fantasía, Drama 
Duración: 54-62 minutos
Con: Rosamund Pike, Daniel Henney, Zoë Robins, Madeleine Madden, Josha Stradowski, Marcus Rutherford, Barney Harris, Kate Fleetwood, Priyanka Bose
Guión: Michael Clarkson, Paul Clarkson, Rafe Judkins, Celine Song, Amanda Kate Shuman
Música: Lorne Balfe
Producción: Rosamund Pike
Web: Ver Acá
Fecha de estreno: 19 de noviembre de 2021
Plataforma: Amazon Prime Video

Suplemento semanal de Televitos, realizado por quienes tienen el Placer Culpable de amar los trabajos audiovisuales. Eso hace una gran diferencia.