Resident Evil

El famoso videojuego de supervivencia retorna a la pantalla en la serie desarrollada por Andrew Dabb, que se centra en las hijas mellizas de Albert Wesker. En una apuesta de ocho capítulos de buena factura técnica y narrativa, pero que será mejor recibida por el espectador normal que por el fanático del juego creado por Capcom hace ya 26 años.

Una de las mejores formas para comenzar a hablar y ejemplificar el éxito de “Resident Evil”, es centrarse en las cifras que han acompañado al videojuego desde su lanzamiento en 1996. Este, en su versión original alcanzó las 2,75 millones de unidades vendidas, para años después llegar a las impresionantes 10,8 unidades de “Resident Evil 7”, una de las posteriores interpretaciones que ha tenido a través de los años la creación de Capcom.

Si de números se trata, el juego desarrollado por Shinji Mikami y Tokuro Fujiwara ha sumado varios millones más en dólares y espectadores, con su nueva vida en la pantalla. Ha tenido varias encarnaciones, empezando con la película homónima de 2002, dirigida por el inglés Paul W. S. Anderson, que dio paso a cinco cintas más hechas por este director, que fueron un éxito de taquilla -con más de mil millones de dólares en recaudación-, pero no de crítica.

Tampoco podemos olvidar el reciente largometraje “Bienvenidos a Raccoon City”, una mirada más fiel a la fuente original realizada por Johannes Roberts.Lo anterior, se complementa con varias cintas animadas y espacios hechos para la pantalla chica, dentro de los que destaca la incursión de Netflix -siempre atento a lo que tiene muchos fanáticos-, como productor de dos apuestas inspiradas en los zombis, sus creadores y captores. La primera de ellas: “La Tiniebla Infinita”, espacio animado que se centra en la aventura de dos viejos conocidos del juego de supervivencia, Claire Redfield y Leon S. Kennedy, y ahora la serie en acción real titulada simplemente “Resident Evil”.

Una narración dividida en dos líneas temporales

La nueva creación para el streaming desarrollada por Andrew Dabb, que se atreve a ir más allá de lo conocido en la obra de Capcom, tiene como base de su relato lo que sucedió en Raccon City y amplia su universo hacia otros personajes y acontecimientos.

Pero, hay un nombre clave en su narración que es un clásico dentro del mundo del videojuego: Albert Wesker, aquí encarnado por Lance Reddick. Antes de que él aparezca en pantalla, “Resident Evil” presenta a su verdadera protagonista,  que se introduce cuando se la ve caminar por una ciudad de Londres destruida donde efectúa una prueba de campo para confirmar si ha cambiado o no el comportamiento de los zombis que allí viven en compañía de grandes insectos que por la mutación se han vuelto mortales.

Esto ocurre en 2036, cuando han pasado ya 14 años desde el trágico evento bautizado como el Fin, el “otro” brote viral provocado por la Corporación Umbrella del cual ella, Jade (Ella Balinska), fue testigo directo.Pero esta es una de dos las líneas temporales por las que se mueven los ocho capítulos del espacio, ya que también existe un relato paralelo anclado en 2022, tres meses antes del Fin, cuando una quinceañera Jade (Tamara Smart) y su hermana melliza Billie (Siena Agudong) son llevadas por su padre, Albert Wesker, hasta su nueva casa en New Raccoon City. Esta localidad es el renovado refugio para los empleados de Umbrella -ahora liderado por Evelyn Marcus (Paola Núñez)- y sus familias en Sudáfrica, a unos cuantos kilómetros de Ciudad del Cabo.

residentevil 02

Los peligros que enfrentan las hermanas Wesker en el presente y futuro

De esta manera el público va conociendo lo que sucede con la adulta Jade en una tierra asolada por los zombis -que ya son seis mil millones alrededor del planeta-, como también las vivencias de su versión adolescente en compañía de su padre y hermana. En ese período ella decide ayudar a Billie a entrar a los laboratorios de Umbrella en New Raccoon para encontrar evidencia sobre el uso de animales en sus experimentos, provocando un grave accidente.

Billie es mordida por un perro que claramente no es normal, ya que, como se sabe después, ha sido modificado por el Virus T. Al mismo tiempo, en el futuro, Jade trata de abandonar Inglaterra y llegar a Francia, luego de que el ejército controlado por Umbrella se toma las ciudades a su alrededor, teniendo como una de sus misiones capturarla y llevarla de vuelta con una cambiada Billie.

Aunque este no será el único peligro que enfrentará la heroína del espacio, porque en su camino se cruzará un extraño grupo que usa a los zombis a su favor y una amenaza que surge dentro de su círculo íntimo.

Así, mientras Jade sobrevive a duras penas en 2036, su versión juvenil y la de su hermana confrontan varias verdades relacionadas con el desastre que provocó Umbrella, donde su propio padre también está involucrado, además de conocer su verdadero origen y el porqué de su existencia. Todo lo que se va revelando a través de un relato que por momentos se siente un poco largo, pero que logra involucrar al espectador común en una aventura marcada por la amenaza de los zombis y la ambición de varios humanos sanos, junto a la acción -con buenos efectos especiales- que se espera de un programa como este.

residentevil 03

Los fanáticos acérrimos del videojuego con seguridad no recibirán muy bien esta mirada en acción a “Resident Evil”, ya que, aunque está bien realizada, se aleja de lo que el videojuego les ha ofrecido a través de los años y sus múltiples versiones.

Título Original: Resident Evil
Director: Rachel Goldberg, Bronwen Hughes, Rob Seidenglanz, Batan Silva
País: Estados Unidos
Año: 2022
Género: Acción, Terror, Ciencia Ficción, Suspenso
Duración: 46-63 minutos
Protagonistas: Ella Balinska, Tamara Smart, Siena Agudong, Adeline Rudolph, Paola Núñez, Lance Reddick, Turlough Convery, Connor Gosatti, Ahad Raza Mir, Pedro de Tavira Egurrola
Guión: Andrew Dabb, Jeff Howard, Tara Knight, Garett Pereda
Música: Grégory Reveret
Producción: Martin Moszkowicz
Web: Ver Acá
Fecha de estreno: 14 de julio de 2022
Plataforma: Netflix

Suplemento semanal de Televitos, realizado por quienes tienen el Placer Culpable de amar los trabajos audiovisuales. Eso hace una gran diferencia.