El Poder del Perro

12 años después de su anterior largometraje, Jane Campion está de regreso con esta elogiada película por la cual obtuvo el León de Plata a la Mejor Dirección en el Festival de Venecia. Con notables interpretaciones de su elenco y un tono inquietante de permanente tensión, este drama psicológico con elementos de western ya está disponible en Netflix y suena como posible nominado al Oscar.

Aunque a lo largo de la década pasada se mantuvo activa y obtuvo muchos elogios por su incursión televisiva en la serie del 2013 “Top of the Lake” -por la cual fue nominada al Emmy y al BAFTA- y su secuela en el 2017, la directora neozelandesa Jane Campion no había estrenado un largometraje desde “Bright Star”, en el 2009. Por eso, había muchas expectativas por su nuevo trabajo: “El poder del perro”, que ya está disponible en Netflix, luego de su estreno mundial hace tres meses en la competencia oficial del Festival de Venecia, donde Campion obtuvo el León de Plata a la Mejor Dirección.

Considerando su carrera que ya abarca cuatro décadas, no es de extrañar que el regreso de la realizadora genere interés cinéfilo. A mediados de los años ’80 con “Peel”, de 9 minutos, se convirtió en la primera realizadora en ganar el premio al Mejor Cortometraje en el Festival de Cannes, el mismo donde en 1993 hizo historia como la primera mujer en ganar la Palma de Oro en la competencia oficial -un logro que recién se repitió este año, casi tres décadas después-, por “The Piano”, estrenada por estos lados como “La lección de piano”, por la que además ganó el Oscar al Mejor Guion Original y fue la segunda cineasta en la historia de esos premios en ser nominada a la estatuilla de Mejor Dirección.

Pero, por sobre esos hitos que se centran en el logro femenino en un medio tan tradicionalmente machista como el cinematográfico, desde su ópera prima de 1989: “Sweetie”, Campion ha desarrollado una trayectoria muy personal, con filmes generalmente centrados en mujeres que deben superar diversos obstáculos, condiciones adversas y los prejuicios de la sociedad. El ejemplo más paradigmático es por supuesto “La lección de piano”, pero también en esos códigos se mueven “Un ángel en mi mesa” o “Retrato de una dama”, e incluso “En carne viva”, la muy particular mezcla entre thriller policial y exploración erótica y psicológica que hace casi dos décadas no convenció por completo al público ni a la crítica. 

Tensiones en Juego

Basado en la novela homónima de 1967 escrita por el estadounidense Thomas Savage, en su octavo largometraje la directora y guionista nuevamente tiene un atractivo y atribulado personaje femenino, pero en esta ocasión el personaje que está al centro de todo es un hombre. Ambientada en Montana en 1925, todo parte con los hermanos Burbank, Phil y George, quienes durante un cuarto de siglo han administrado su rancho ganadero a pesar de tener una relación muy crispada. Las cosas se pondrán más complejas cuando conocen a una viuda, Rose, con la que George se casa y la lleva a vivir a la casa familiar, donde se encontrará con el nada disimulado desprecio y desagrado de Phil, quien además mortifica al hijo de Rose, el sensible y tímido Peter, a quien molestará por su forma de ser.

Estamos ante un drama psicológico con elementos de western, pero esa es sólo una de las capas que el espectador irá descubriendo. Se trata de una historia que va transformándose a lo largo de sus dos horas de duración: gracias al guion y la excelente puesta en escena de Campion. “El poder del perro” inquieta y transmite permanente tensión, no se conforma con lo que se ve en la superficie, explora zonas ambiguas y pulsiones sensuales, no sigue rutas convencionales ni opta por clichés o soluciones fáciles. Por supuesto que esto lo hace muy atractivo para espectadores más cinéfilos, pero hay que advertir que por lo mismo es posible que no todas las audiencias queden totalmente satisfechas. Aunque a la vez, por eso mismo no debería dejar a nadie indiferente, un lugar común que en este caso es totalmente cierto.

elpoderdelperro 02

Magnífico Cuarteto de Protagonistas

Por los alcances psicológicos y las tensiones que se generan entre los personajes, acá es fundamental la labor de su elenco, uno de los aspectos más logrados del filme: los actores están espléndidos, desde los roles secundarios que incluyen la breve aparición de actores de probada trayectoria como Keith Carradine y Frances Conroy e incluso Thomasin McKenzie, recientemente en cartelera con “El misterio de Soho”.  Pero sin duda quienes merecen especiales aplausos son los cuatro protagonistas partiendo por Benedict Cumberbatch, quien muy probablemente estará nominado al Oscar por su permanentemente amenazante Phil, un personaje complejo, desagradable, brutal y fascinante a la vez. Muchos críticos están diciendo que es el mejor trabajo de su carrera y hay que reconocer que es un rol mucho más profundo y desafiante que otros que le han tocado a este elogiado actor británico. Junto a él, Jesse Plemons encarnando a su hermano está tan sólido como siempre, un nuevo logro para este actor estadounidense que en los últimos años está imparable y lo hemos visto dirigido por Spielberg, Scorsese y Charlie Kaufmann, o en otro tipo de producciones como  la nominada al Oscar de este año “Judas y el Mesías negro” o el filme de terror “Espíritus oscuros”, de reciente estreno en cines. Y también se luce el joven Kodi Smit-McPhee como Peter, es increíble cómo el niño actor que vimos en películas como “La carretera” ha crecido hasta llegar a convencer en personajes como el de esta película, que en otras manos podría ser una caricatura, pero acá se siente humano, real y sensible.

Mención muy destacada merece Kirsten Dunst, en uno de sus mejores papeles: desde su rol adolescente en “Entrevista con el vampiro” hace 27 años o personajes en fenómenos de taquilla como “Spider-Man” hasta sus trabajos con reconocidos cineastas como Sofia Coppola y Lars Von Trier o la serie “Fargo”. La actriz ha demostrado hace tiempo que tiene mucho potencial interpretativo y acá está conmovedora en su frágil y sufrido rol, que parece estar permanentemente tensa e incómoda. Nuevamente es una mujer como las que ya ha retratado Campion en su filmografía anterior, pero acá no es quien de cierta manera guía la trama, sino el rol de Phil. Por las particulares relaciones que se generan entre ellos y muchas cosas que irán pasando que es mejor no adelantar, estos personajes expresan mucho con las miradas, los silencios y las gestualidades, por lo que mayor mérito tiene el cuarteto protagónico por lo convincentes y creíbles que están. 

elpoderdelperro 03

La Sensorialidad de Campion

Como ya nos ha acostumbrado antes Campion, su cine lleno de detalles y matices es muy sensorial y la presencia de la naturaleza es muy importante (con los paisajes de Nueva Zelanda representando las llanuras de la Montana de hace un siglo). Los elementos artísticos que resaltan los aspectos visuales y sonoros son fundamentales: destaca la fotografía de Ari Wegner, así como el diseño de producción del neozelandés Grant Major, cuatro veces nominado al Oscar por sus trabajos con Peter Jackson, y ganador de la estatuilla por “El retorno del rey”. ¡Y cómo no elogiar una vez más al talentoso Jonny Greenwood por otra excelente banda sonora! A partir de sus partituras para el cine de Paul Thomas Anderson, el artista, quien también es parte de la banda Radiohead, ha estado desarrollando una enorme habilidad para aportar un comentario o a veces contrapunto sonoro con lo que se ve en pantalla. Y acá su música subraya las tensiones de manera muy marcada y reveladora, transitando entre sones rústicos y disonancias, con algunos fragmentos más apacibles.

“El poder del perro” quizás no convencerá a todos por igual, pero es sin duda uno de los mejores filmes de este 2021; fascinando y haciendo reflexionar con lo que podemos intuir o adivinar, demuestra que el talento de su directora se mantiene activo y vigente, y que aunque al ver este nuevo trabajo es probable que evoquemos otros títulos o autores (por ejemplo, el Terrence Malick de” Days of Heaven”, o el Paul Thomas Anderson de “Petróleo sangriento”), el estilo de Campion es muy personal y coherente a lo largo de su filmografía. ¡Un muy bienvenido regreso!

Título Original: The Power of the Dog
Director: Jane Campion
País: Inglaterra, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Estados Unidos
Año: 2021
Género: Drama, western
Duración: 126 minutos
Con: Benedict Cumberbatch, Kirsten Dunst, Jesse Plemons, Kodi Smith-McPhee, Peter Carroll, Frances Conroy, Alison Bruce, Keith Carradine
Guión: Jane Campion
Música: Jonny Greenwood
Producción: Jane Campion, Iain Canning, Roger Frappier, Tanya Seghatchian, Emile Sherman
Web: Ver Acá
Fecha De Estreno: 1 de diciembre de 2021
Plataforma: Netflix

Suplemento semanal de Televitos, realizado por quienes tienen el Placer Culpable de amar los trabajos audiovisuales. Eso hace una gran diferencia.