El Protector

Aunque es verdad que en este drama de acción se hace muy notoria la influencia del cine de Clint Eastwood, el resultado es bastante mejor de lo que parece, y la interpretación de Liam Neeson es una de sus fortalezas.

Hace justo tres meses tuvimos un estreno online protagonizado por Liam Neeson -el romántico “Un amor extraordinario”- y como comentábamos aquí mismo en esa oportunidad, si bien el actor irlandés no ha dejado de trabajar en elogiadas producciones dirigidas por realizadores de prestigio -para comprobarlo, basta con recordar títulos como “Silencio”, “La balada de Buster Scruggs” y “Viudas”-, durante los últimos 15 años la mayoría de los proyectos que ha escogido para filmar son filmes de acción y venganza, donde tiene que ser el protagonista recio y dispuesto a todo.

Esos trabajos suelen ser intercambiables y se parecen demasiado entre sí, por lo que esta variante de Neeson en pantalla ya casi se está convirtiendo en una suerte de subgénero en sí mismo y ha llevado a que dé la impresión de estar encasillado. Mientras este tipo de cine tiene sus adeptos, cuando llega un nuevo estreno similar, muchos lo evitan o juzgan sin siquiera verlo, porque ya imaginan en qué consiste. Quizás eso mismo puede haber pasado nuevamente con el más reciente largometraje que protagoniza, que acá está disponible en estos días como estreno online y con el título “El protector”, pero ya debutó mundialmente a comienzos de este año.

elprotector 01

La sombra de Eastwood

La crítica estadounidense fue mayormente tibia e incluso severa, desdeñando el filme. Lo que más se repitió en los comentarios fue cómo en distintos aspectos parecía una de esas producciones a las que nos ha acostumbrado en las últimas décadas Clint Eastwood, pero sin el hoy nonagenario actor delante o detrás de la pantalla. Claro, porque es inevitable ver ecos de esos personajes solitarios, otoñales y tercos en Jim, el rol que encarna acá Neeson: un veterano ex marine que enviudó hace un año y vive solo en su rancho en Arizona sin más compañía que su perro Jackson, hasta que el destino pone en su camino a Miguel, un niño mexicano que ha cruzado ilegalmente la frontera y es perseguido por los representantes de un peligroso cartel de narcotráfico.

Además del argumento, el tono en el que está contado y la personalidad del protagonista, la crítica también inevitablemente mencionó a Eastwood tomando en cuenta quién dirige El protector: Robert Lorenz, asistente de dirección o segundo director en algunos de los títulos más recordados del veterano Clint en el último cuarto de siglo, como “Los puentes de Madison”, “Río Místico” y “Million Dollar Baby”, entre otras, y quien además dirigió su propia ópera prima hace casi una década: “Curvas de la vida”, donde el protagonista era precisamente Eastwood, quien desde fines de los años 80 que no era dirigido por otro realizador que no fuera él mismo. Y Lorenz no tiene problemas en incluso homenajear en una escena a su mentor: cuando en un momento Neeson y el niño están viendo un antiguo western en televisión, se puede apreciar a un joven Clint, en “La marca de la horca” (Hang ‘Em High), de 1968.

elprotector 02

Más allá de los clichés

Puede sonar casi a sacrilegio cinéfilo, pero probablemente si “El protector” hubiera sido dirigida y protagonizada por el propio Eastwood, los críticos habrían sido más benévolos. Porque el resultado, aunque es muy convencional, nos recuerda a tantas otras películas y tiene un guion no demasiado original o elaborado, finalmente es bastante mejor de lo que se podría pensar y funciona bien dentro de sus acotadas pretensiones. Lorenz, quien además produce y es uno de los guionistas en el filme, lo guía con pulso firme y buen ritmo. Si bien la trama tiene unas cuantas situaciones en las que el público debe hacer la vista gorda, ya sea por lo inverosímiles o predecibles, en general esta mezcla de drama de acción, road movie -a lo largo de una semana los protagonistas deben viajar por carretera desde Arizona a Chicago- y cómo no, algo de western, es mucho más digna que el promedio de este tipo de cine, que se ve habitualmente.

Y por supuesto, Neeson es fundamental en el resultado. Como comentábamos en marzo cuando se estrenó “Un amor extraordinario”, donde él y Lesley Manville estaban conmovedores interpretando a la pareja protagónica, el actor ha confirmado en distintas ocasiones que aunque se lo encasille en los filmes de acción, también puede ser muy convincente en dramas y personajes emotivos, y acá es imposible que no empaticemos con él. Endeudado y sin dinero por los gastos que tuvo por la enfermedad de su esposa, a su personaje le acaban de notificar que su rancho será subastado y en su solitaria existencia actual no tiene mayor contacto directo que las ocasionales conversaciones con su hijastra, una agente de policía que se preocupa por él -un personaje al que Katheryn Winnick aporta calidez y humanidad, y que se podría haber desarrollado aún más- y con quien él aprovecha de desahogarse un rato criticando a la actual sociedad estadounidense. Esto es algo que lo emparenta indudablemente con el tipo de roles que aborda Eastwood. Tampoco empatiza con las nuevas tecnologías -ni siquiera usa - y en general lo vemos abatido, melancólico, triste. La llegada del niño le dará un vuelco a esa realidad, y afortunadamente el pequeño Jacob Pérez es convincente y logra tener buena química con Neeson, como para conseguir que los espectadores estemos preocupados de que lleguen a salvarse. Un sobrio y sentido final será la conclusión de una producción que tiene todo para ser rutinaria y cliché, pero logra ser bastante mejor que eso. 

elprotector 06

Título Original: The Marksman
Director: Robert Lorenz
País: Estados Unidos
Año: 2021
Género: Drama, acción,
Duración: 107 minutos
Con: Liam Neeson, Jacob Pérez, Juan Pablo Raba, Katheryn Winnick, Teresa Ruiz, Roger Jerome, Amber Midthunder
Guión: Chris Charles, Danny Kravitz, Robert Lorenz
: Sean Callery
Producción: Robert Lorenz, Tai Duncan, Eric Gold, Warren Goz, Mark Williams
Fecha De Estreno: 24 de junio
Distribuidora/Plataforma: / Cine online de

Suplemento semanal de Televitos, realizado por quienes tienen el Placer Culpable de amar los trabajos audiovisuales. Eso hace una gran diferencia.