Great Freedom

Estrenado mundialmente el año pasado en la sección Una Cierta Mirada del Festival de Cannes, donde recibió el Premio del Jurado, ya está disponible en la plataforma MUBI este segundo largometraje del realizador austriaco Sebastian Meise, un conmovedor drama carcelario y disidente con una notable actuación protagónica de Franz Rogowski.

El sonido de fondo de una proyectora y las imágenes que muestra, extraídas de una cámara oculta ubicada detrás de un espejo en un baño de hombres, revelando a alguien en distintos y furtivos actos sexuales con diferentes personas, es lo primero que vemos y oímos en el comienzo de “Great Freedom”, elogiada y premiada película austriaca que ya se puede ver en la plataforma MUBI. La secuencia es parte de las pruebas irrefutables que se muestran en el proceso en el que el protagonista del filme, Hans Hoffmann, es acusado de «prácticas sexuales desviadas» y condenado a 24 meses en prisión, sin derecho a libertad condicional.

Estamos en Alemania en 1968, en pleno momento de cambios sociales históricos, pero en esa época las conductas homosexuales aún eran penalizadas por las leyes germanas de acuerdo al artículo 175 -o párrafo 175-, y Hans ya sabía bastante de eso, como irá descubriendo el espectador a través de una narración fragmentada, que salta en el tiempo, llevándonos alternativamente a tres etapas en la vida del personaje, porque además del período de 1969, lo veremos pasar por la cárcel en 1945, recién terminada la Segunda Guerra Mundial y también en 1957. La naturaleza y los impulsos del protagonista lo llevan a reincidir una y otra vez, por lo que gran parte de esas dos décadas estará en prisión, donde se reencontrará con Viktor, otro preso rudo y homofóbico que le toca como compañero de celda. Este en un principio lo trata violentamente, pero luego cambiará un poco su actitud cuando se entera de las azarosas experiencias de Hans, quien por su homosexualidad fue encerrado por los nazis en los campos de concentración y tras el término de la guerra no quedó libre, sino que siguió detenido, ahora en la cárcel.  

No es una típica película de cárcel

Entre Hans y Viktor no sólo surgirá una suerte de amistad a lo largo de los años, sino además el protagonista conseguirá conectar afectiva y sexualmente con otros presos durante los periodos que pasa en la cárcel e incluso surgirá la posibilidad de soñar con una vida en pareja al volver a ser libre. Pero, aunque estamos ante una historia en la que los personajes deben salir adelante en medio de las a menudo adversas condiciones de prisión, y en la que pese a las dificultades es posible entablar lazos humanos, este filme está muy lejos de títulos como “El expreso de medianoche” o “Sueños de fuga”. Acá el gran escape no es el objetivo y no están los clichés de este subgénero fílmico, porque no es el típico drama carcelario; ni tampoco es una convencional denuncia de los atropellos a las disidencias, porque a pesar del tono descarnado y la naturalidad con que se muestra y refleja el contacto físico y sexual, no estamos ante una variante de “El beso de la mujer araña” o algo similar y son más bien los fantasmas de autores queer como Genet y Fassbinder los que se podrían invocar en más de un momento.

Estrenado mundialmente el año pasado en la sección Una Cierta Mirada del Festival de Cannes, donde recibió el Premio del Jurado, este es el segundo largometraje del realizador austriaco Sebastian Meise, quien desarrolla un relato que conmueve y hace reflexionar sobre la intolerancia y sobre lo que implica esa libertad a la que se refiere su título que puede parecer una paradoja, pero cuyo significado recién quedará más claro hacia el desenlace. Lo que se muestra es parte del pasado, un pasado triste y doloroso, pero cuyos ecos aún pueden encontrarse en otros ámbitos de lo contemporáneo. Afortunadamente Meise no cae en manipulaciones ni en golpes bajos (hay instantes que se sugieren y no se muestran. Eso hace aún más potente lo sucedido y a pesar de la emoción e incluso lo poético que se transmite en distintos momentos, el resultado no es ni recargado o edulcorado.

greatfreedom 02

La gran actuación de Rogowski

Hay un excelente trabajo visual y sonoro para intentar hacer más real y creíble el contexto carcelario, desde el uso del espacio físico o las tonalidades de la fotografía de Crystel Fournier, a la implacable y estremecedora oscuridad que el espectador puede llegar a sentir, aún más acentuada con los sollozos y sonidos. Y la música, que no es omnipresente como pasa en producciones similares, y acá surge en instantes muy precisos, con la melancolía de algunos pasajes a cargo de Nils Petter Molvaer, la intensidad jazzística del veterano Peter Brötzmann o el romanticismo de un clásico: Mouloudji interpretando «L’amour, l’amour, l’amour».

En una película como esta son fundamentales las actuaciones y, si bien todo el elenco está muy sólido, es insoslayable elogiar el desempeño de su protagonista, uno de los actores revelación del cine europeo reciente, el alemán Franz Rogowski. Con una veintena de películas a lo largo de una década, algunas dirigidas por reconocidos realizadores como Haneke, Petzold, Schanelec y Malick, ha estado teniendo una ascendente carrera en los últimos años, en especial con su rol en la enigmática “En tránsito”. A través de su interpretación, y en especial sus miradas y la corporalidad, su Hans es una figura tremendamente humana y creíble, melancólico y a pesar de todo seductor y sensual, optimista y resiliente, conformando una de las grandes actuaciones masculinas en cine del último año. Para quienes deseen seguir conociendo otras interpretaciones suyas, además de Great Freedom y En tránsito, actualmente MUBI ofrece otros cuatro títulos en los que actúa: Love Steaks (2013), Figaros Wolves (2017), In the Aisles (2018) y Luzifer (2021).

Título Original: Große Freiheit
Director: Sebastian Meise
País: Austria, Alemania
Año: 2021
Género: Drama
Duración: 116 minutos
Con: Franz Rogowski, Georg Friedrich, Anton von Lucke, Thomas Prenn, Thomas Stecher, Alfred Hartung, Thomas Wehling
Guión: Sebastian Meise, Thomas Reider
Música: Nils Petter Molvaer, Peter Brötzmann
Producción: Benny Drechsel, Sabine Moser, Oliver Neumann
Fecha De Estreno: 6 de mayo de 2022
Plataforma: Mubi

Suplemento semanal de Televitos, realizado por quienes tienen el Placer Culpable de amar los trabajos audiovisuales. Eso hace una gran diferencia.